14 de junio de 2019

'Biopsia virtual' para detectar tumores en la piel

'Biopsia virtual' para detectar tumores en la piel
UNIVERSIDAD RUTGERS

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Usando vibraciones de sonido y pulsos de luz infrarroja cercana, un científico de la Universidad de Rutgers ha desarrollado un nuevo dispositivo de 'biopsia virtual' que puede determinar rápidamente la profundidad de una lesión cutánea y la posible malignidad sin usar un bisturí.

Según el informe, publicado en 'Investigación y tecnología de la piel', la capacidad de analizar un tumor de la piel de forma no invasiva podría hacer que las biopsias tengan mucho menos riesgo y generen menos angustia a los pacientes. Actualmente, los médicos que realizan biopsias quirúrgicas a menudo no saben el alcance de una lesión, y si será necesario referir al paciente a un especialista para la extirpación extensa de tejidos o cirugía plástica, hasta que la cirugía ya haya comenzado.

Así, el primer procedimiento experimental de su tipo, llamado tomografía de coherencia óptica por vibración (VOCT), crea un mapa en 3D del ancho y profundidad de la legión debajo de la piel con un pequeño diodo láser. También utiliza ondas de sonido para probar la densidad y la rigidez de la lesión, ya que las células cancerosas son más rígidas que las células sanas, y un altavoz de una pulgada de largo aplica ondas de sonido audibles contra la piel para medir las vibraciones de la piel y determinar si la lesión es maligna.

"Este procedimiento se puede completar en 15 minutos sin incomodidad para el paciente, que no siente ninguna sensación de la luz o el sonido casi inaudible. Es una mejora significativa sobre las biopsias quirúrgicas, que son invasivas, costosas y requieren mucho tiempo", ha explicado el investigador principal, Frederick Silver.

De este modo, el estudio descubrió que un prototipo de dispositivo VOCT, que está a la espera de la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para realizar pruebas a gran escala, puede distinguir con precisión entre la piel sana y los diferentes tipos de lesiones cutáneas y carcinomas.

Los investigadores probaron el dispositivo durante seus meses en cuatro escisiones cutáneas y en ocho voluntarios sin lesiones cutáneas pero, según han afirmado los investigadores, "se necesitan estudios adicionales para ajustar la capacidad del dispositivo y para identificar los bordes de una lesión y las áreas de mayor densidad, así como su rigidez, lo que permitiría a los médicos extirpar tumores con cirugía minimamente invasiva".