El 'big data' revoluciona el estudio de patologías hemorrágicas de difícil diagnóstico

El 'big data' revoluciona el estudio de patologías hemorrágicas de difícil diagnóstico
15 de octubre de 2018 OCIEDAD ESPAÑOLA DE HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA (SEH

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las nuevas técnicas de secuenciación masiva de genes (NSG) arrojan una gran cantidad de datos a los que se añaden la información sobre los pacientes recopilada por los sistemas de salud, que tiene un gran valor clínico y epidemiológico; sin embargo, su interpretación es tan compleja que hasta hace poco tiempo se perdía, "ahora hay bioinformáticos capaces de realizar esa tarea, lo que abre un futuro esperanzador en ámbitos biomédicos aún poco conocidos", afirman desde la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

En el campo de la hematología, el 'big data' puede aportar infinidad de ventajas, ya que "con las nuevas tecnologías de NGS, que tímidamente se están aplicando en nuestra área de conocimiento, la cantidad de datos generados va a ser cada vez mayor y su explotación puede aportar importantes conocimientos", explica el especialista del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona Jordi Fontcuberta.

El uso de estas técnicas en Trombosis y Hemostasia ha sido analizado en un simposio en la última jornada del XXXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH) y LX Congreso Nacional de la SEHH con el fin de acercar esta herramienta a los profesionales.

Sin embargo, la realidad es que el 'big data' está lejos de formar parte de la práctica clínica de la hematología general, y de la trombosis y hemostasia en particular, aunque "algunos grupos estamos aplicando NGS en el estudio de enfermedades hemorrágicas cuyo diagnóstico es muy complicado o imposible de realizar debido a que son enfermedades raras", argumenta el experto, ya que en éstas "el 'big data' es una herramienta excepcional para conseguir resultados y comparar datos que nos permitan extraer conclusiones más firmes", añade.

Durante su intervención en el simposio, el especialista del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Francisco Vidal, ha reconocido que "en los últimos 5 años se ha producido una importante implementación de plataformas NGS, no sólo en centros de investigación, sino también en hospitales, como herramienta de diagnóstico molecular".

Además, Vidal ha recalcado la dificultad para recopilar la información clínica y diagnóstica, sobre la que "existe una enorme heterogeneidad entre los sistemas de información hospitalaria y otros sistemas de explotación de datos utilizados en los diferentes hospitales españoles". En este sentido, "el principal problema del 'big data' no es la gran cantidad de datos que se generan sino su correcto manejo y su interpretación", concluye Jordi Fontcuberta.