2 de enero de 2015

El Banco de Sangre y Tejidos de Navarra adecuará una sala para procesamiento de tejidos

Desde julio de 2012 se han suministrado 90 tejidos para implante y se ha generado un stock de 152 piezas

PAMPLONA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tras la incorporación de la gestión de tejido óseo y tendinoso en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra en 2012, este centro inicia una segunda fase de centrada en la adecuación de una sala limpia e inclusión de procesamiento de tejidos.

El acondicionamiento de este local para manipulación de tejidos permitirá la descontaminación de materiales actualmente desechados y, en el caso de donantes autólogos, podría evitar el implante de un molde artificial, ha informado el Gobierno foral en una nota.

También posibilitará incluir nuevos procedimientos en los tejidos ya extraídos, como tallado y cultivo de córneas, elaboración de chips de esponjosa para intervenciones de traumatología, además de incluir nuevos tejidos según necesidades hospitalarias, como membrana amniótica, fascia lata, piel, etcétera.

La inversión para las obras de adecuación de un local del Banco de Sangre y Tejidos en sala limpia para el procesado de tejidos rondará los 50.000 euros, a lo que habría que sumar equipamiento por importe cercano a los 10.000 euros.

FASES DE LA INCORPORACIÓN DE TEJIDOS

La primera fase de la incorporación de la gestión de tejidos al Banco tuvo como uno de sus objetivos la centralización y autosuficiencia de tejidos ocular y osteotendinoso, los más utilizados en el Servicio Navarro de Salud.

La centralización de tejido ocular se inició en julio 2012. En cuanto al tejido osteotendinoso, tras la unificación del Servicio de Traumatología se organizó un equipo de extracción y la logística necesaria para el explante en el CHN, que comenzó su actividad en diciembre de 2013.

También ha comenzado el almacenamiento de calotas craneales, ya que se trata de una donación autóloga de tejido óseo que era conveniente centralizar en el Banco para seguir los mismos requerimientos técnicos y legales que el resto de tejidos.

Dentro de esta fase se modificaron o redactaron nuevos procedimientos para adecuar la actividad y la logística de la extracción, almacenamiento e implante, se introdujeron nuevos controles microbiológicos y técnicas de análisis como el recuento de células endoteliales con un microscopio analizador de córneas.

Esta primera fase ha sido posible gracias a la colaboración de la Coordinación de Transplantes, Instituto Navarro de Medicina Legal, SOS Navarra y los Servicios de Oftalmología, Traumatología y Neurocirugía y Microbiología.

Entre el 20 de julio de 2012 y el 24 de octubre de 2014 se han suministrado 90 tejidos para implante y se han desechado 53 por contaminación y 11 por calidad no adecuada, y se ha generado un 'stock' de 152 tejidos, 139 osteotendinosos y 13 calotas.