14 de junio de 2012

El Gobierno garantiza que los inmigrantes irregulares con cáncer serán atendidos en la sanidad pública

El Gobierno garantiza que los inmigrantes irregulares con cáncer serán atendidos en la sanidad pública
EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Baleares, José María Rodríguez, garantiza que los inmigrantes irregulares que residan en las islas y que padezcan cáncer serán atendidos en la sanidad pública, a pesar de la entrada en vigor a partir del 1 de septiembre del Real Decreto Ley de medidas urgentes, aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, que limita la atención a los 'sin papeles' a los servicios de urgencias cuando lleguen con una enfermedad o un accidente grave, así como en el embarazo, parto y posparto.

En una entrevista concedida a Europa Press, Rodríguez ha indicado, no obstante, que la atención de inmigrantes irregulares enfermos de cáncer "no es la mayor casuística" que llega en estos momentos a los servicios públicos de salud del archipiélago, si bien ha insistido en que estos casos "estarán cubiertos".

Por otro lado, ha señalado que mediante el citado Real Decreto Ley, "se van a dejar de programar intervenciones" para los inmigrantes irregulares, "porque si está viviendo ilegalmente, no se puede, si bien la atención médica siempre la tendrán cuando les haga falta, yendo de urgencias, a no ser que sea menor de edad", ya que en este caso sí que podrá ser atendido en los centros de salud.

Rodríguez ha recordado que, a pesar de que algunos inmigrantes han comenzado a regresar a sus países ante la falta de empleo, Baleares continúa siendo la Comunidad Autónoma con un mayor porcentaje de extranjeros al representar al 23 por ciento de la población.

"Si restamos el núcleo de residentes de la UE, tenemos una población importante de Sudamérica y del Magreb y estas personas lo están pasando mal, porque algunas no tienen trabajo", ha señalado Rodríguez, quien ha subrayado que el Estado está modificando la prestación de servicios, porque "posiblemente, ha habido algún abuso" de la sanidad española, que ha sido utilizada por algunas personas para programarse intervenciones quirúrgicas que no serían gratuitas en sus países de origen.