7 de marzo de 2011

Baleares.-AV.-El Govern quiere utilizar Son Dureta para la atención de pacientes crónicos, mayores y enfermos mentales

PALMA DE MALLORCA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud y Consumo balear quiere mantener el uso sanitario del edificio de Son Dureta y utilizarlo para la atención de pacientes crónicos, mayores y enfermos mentales, así como para integrar otros servicios como la Fundación Banco de Sangre y Tejidos, aulas para formación sanitaria o una residencia asistida.

Ésta es la propuesta inicial del plan de usos de la infraestructura en el que está trabajando el IB-Salut y que todavía está por concretar. El proyecto ha sido presentado por el conseller de Salud, Vicenç Thomàs, y el director del IB-Salut, Josep Pomar.

Thomàs ha recalcado que se trata de un plan de usos "abierto" y en el que se está trabajando para consensuarlo con otras administraciones, por lo que es posible que pueda ser modificado. En principio, la idea es mantener los edificios que arquitectónicamente son viables, pero que tendrían que ser rehabilitados.

Concretamente, se pretende reformar el que fuera el inmueble de materno-infantil, el central de residencia general, un edificio que se utiliza como almacén, así como los de los talleres, calderas y lavandería. El resto, como el de Consultas Externas, podrían ser derruidos.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)