9 de mayo de 2014

El Ayuntamiento realiza un estudio sobre prevención de riesgos domiciliarios en usuarios de teleasistencia

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Área de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, Dolores Navarro, ha presentado este viernes un informe sobre la 'Prevención de Riesgos Domiciliarios a través del estudio de hábitos de vida en usuarios de teleasistencia', realizado en colaboración con Personalia.

El estudio se ha realizado sobre un grupo de 40 usuarios del servicio público de Teleasistencia del Ayuntamiento de Madrid que gestiona Personalia, ha informado el Consistorio de la capital en un comunicado.

El grupo seleccionado se compuso de usuarios frágiles, que fueron monitorizados durante seis meses. De los cuarenta, 36 son mujeres y cuatro hombres, con una edad media de 82,5 años.

Disponían en su domicilio de un terminal de Teleasistencia y de una serie de entre ocho y nueve dispositivos periféricos adicionales. Todos los sensores enviaban las activaciones y desactivaciones a la central de Teleasistencia en modo 24 horas durante los siete días de la semana, donde los datos eran procesados.

El objetivo de este estudio es verificar el grado de aceptación de la tecnología en la vida diaria y su utilidad en la promoción de la autonomía en personas dependientes, "una meta significativa ante el envejecimiento de la población, el cambio social más importante en los últimos 50 años". Son, por tanto, los retos que plantea la atención del Ayuntamiento de Madrid a sus ciudadanos de mayor edad.

De las conclusiones, destaca el incremento o decremento de la actividad por encima del 20 por ciento, tanto antes como después de un incidente sanitario. También se ha detectado un cambio significativo del patrón de comportamiento, tanto antes como después de un incidente sanitario.

Otros resultados son cambios en la actividad por hechos que impactan psicológicamente al usuario a un nivel similar al de un incidente sanitario.

Incorpora también resultados sobre rutinas diarias en este colectivo que se pueden considerar normales: la aceptación e idoneidad de los dispositivos tecnológicos y una recomendación sobre el tipo de dispositivos más apropiados para una eventual implantación a gran escala bajo el marco de Teleasistencia.