Un nuevo estudio demuestra que la PrEP disminuye un tercio los nuevos diagnósticos de VIH

Un nuevo estudio demuestra que la PrEP disminuye un tercio los nuevos diagnósticos de VIH
18 de octubre de 2018 EMILIANO CASSANI - ARCHIVO

MADRID, 18 Oct. (Reuters/EP) -

Investigadores han demostrado que los nuevos diagnósticos de VIH en hombres homosexuales en un estado australiano disminuyeron en casi un tercio, de 295 casos en el año anterior al estudio a 221, en el año posterior a la distribución intensiva de la profilaxis previa a la exposición (PrEP).

En un estudio publicado en la revista 'The Lancet VIH', los investigadores aseguran que, aunque la PrEP ya ha demostrado ser eficaz en multitud de ensayos clínicos anteriores, su nueva investigación analiza el impacto de esta píldora en una situación "más real".

"Nuestro ensayo examinó si la introducción a gran escala, específica y rápida de PrEP en una gran población reduciría la incidencia del VIH en toda la población. Nuestro hallazgo clave fue una disminución del 32 por ciento en las nuevas infecciones en el estado de Nueva Gales del Sur, cuya población es mayor a siete millones, tras un año estudiando a 3.700 hombres, en su mayoría gays y bisexuales", indica el autor principal, Andrew Grulich, jefe del Programa de Prevención y Epidemiología de VIH en el Instituto Kirby, de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia).

Los participantes tenían 18 años o más y presentaban antecedentes de relaciones sexuales de alto riesgo. En última instancia, 3.645 de los hombres recibieron PrEP. Se requirió que los hombres se hicieran la prueba del VIH al mes y tres meses después de comenzar el régimen farmacológico, y luego cada tres meses a partir de entonces. También fueron evaluados cada tres meses para detectar otras infecciones de transmisión sexual.

Después de un año, solo dos de los hombres se habían vuelto VIH positivos, y esos dos no habían tomado sus medicamentos como se les había indicado. "Nuestros resultados muestran que la rápida ampliación de la PrEP puede llevar a reducciones rápidas del VIH. Esta debe ser una prioridad urgente en cualquier entorno con una epidemia que afecta predominantemente a los hombres que tienen sexo con hombres (HSH)", reclama Grulich.