Los atletas jóvenes con inestabilidad del hombro podrían beneficiarse de la artroscopia

Los atletas jóvenes con inestabilidad del hombro podrían beneficiarse de la artroscopia
31 de julio de 2018 VICTAH SAILER - ARCHIVO

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los atletas jóvenes con inestabilidad del hombro se consideran un grupo de pacientes de alto riesgo tras la estabilización artroscópica del hombro debido a las altas tasas de recurrencia y las menores tasas de vuelva al deporte que se han informado en la literatura.

Sin embargo, según los investigadores que presentan su trabajo este sábado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Ortopedia de Medicina del Deporte (AOSSM, por sus siglas en inglés) en San Diego, Estados Unidos, pueden mejorarse los resultados mediante la selección adecuada de pacientes y reservando la estabilización artroscópica para atletas con menos incidentes de inestabilidad preoperatoria.

El autor principal de este estudio, Frank A. Cordasco y sus colegas del Hospital de Cirugía Especial en la ciudad de Nueva York presentaron una serie de pacientes con inestabilidad del hombro entre las edades de 14 y 20 años que fueron tratados con estabilización anterior artroscópica realizada en la posición de silla de playa por un solo cirujano.

Los resultados primarios fueron las tasas de cirugía de revisión y regreso al deporte con un seguimiento mínimo de 2 años. Se incluyó en el estudio a un total de 67 atletas, con 19 mujeres y 48 hombres que tenían un promedio de 17 años de edad. Hubo una baja tasa de cirugía de revisión del 6 por ciento, y el 82 por ciento de los atletas regresaron al deporte en un promedio de 7 meses tras la cirugía.

"Nuestro estudio resalta la importancia para los atletas jóvenes con inestabilidad del hombro, sometidos a una evaluación preoperatoria exhaustiva para determinar el número de eventos de inestabilidad y para obtener imágenes avanzadas apropiadas cuando se sospecha una pérdida ósea significativa", explica Cordasco.

"Cada episodio de inestabilidad preoperatoria puede dar como resultado mayores grados de pérdida ósea, que se traduce en mayores tasas de fracaso después de la estabilización artroscópica del hombro. Este enfoque preoperatorio puede determinar el mejor procedimiento para seleccionar en el menú de operaciones que utilizamos para gestionar la inestabilidad del hombro", añade.

"Este menú incluye estabilización artroscópica, estabilización abierta y aumento óseo como la reconstrucción Latarjet. Proporcionar al joven atleta la selección adecuada del menú permitirá obtener los mejores resultados en este grupo de alto riesgo y les permitirá predecir cuándo volverán a jugar", agrega.

Se derivó a un total de 42 de los 67 (63% por ciento) a cirugía después de su primera luxación y solo unos pocos tuvieron más de dos episodios de inestabilidad. "Encontramos una diferencia específica de género en el hecho de que las seis recurrencias se produjeron en varones. Este estudio demuestra que cuando el atleta joven de alto riesgo con menos episodios de inestabilidad preoperatoria se trata con una estabilización artroscópica, la tasa de cirugía de revisión es baja y la vuelta al juego es alta", destaca.

"La estabilización artroscópica del hombro puede ofrecer los mejores resultados en este grupo cuando se realiza después de la primera luxación. Se necesita realizar más investigación para continuar mejorando los resultados para este grupo desafiante de atletas jóvenes activos de alto riesgo", concluye Cordasco.