7 de marzo de 2014

La atención en urgencias en la Quirón se incrementa un 25% en la semana fallera

VALENCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El responsable de urgencias de Hospital Quirón Valencia, Ignacio García, ha destacado este viernes que durante la semana de Fallas la atención en este servicio se incrementa hasta un 25 por ciento, "debido principalmente al aumento de la población itinerante por las calles de la ciudad y al manejo de fuegos artificiales".

Entre las consultas más recurrentes están las de traumatología, a consecuencia de los esguinces y las fracturas, y las relativas a quemaduras de primer y segundo grado. En el caso de las heridas producidas por petardos, la lesión se produce por una combinación de calor y explosión, lo que hace que en la zona afectada puedan permanecer cuerpos extraños como pólvora u otros elementos. En este caso, el objetivo es desinfectar la herida y retirarlos.

La doctora Maite Resta, especialista del mismo servicio de urgencias, recomienda que, ante las quemaduras, "el paso más importante es lavar la herida con agua fría porque elimina la fuente de calor y arrastra los cuerpos extraños presentes en la misma. En función del dolor --a más dolor, menos profundidad de la quemadura--, es importante enjabonar los alrededores de la herida y, tras enjuagar de nuevo con abundante agua, secar con gasa estéril, aplicar clorhexidina y tapar con apósitos estériles. No es conveniente la aplicación de ninguna pomada con antibiótico si no ha sido diagnosticado por un médico".

Los niños son el sector de la población más afectado por los accidentes relacionados con las actividades en la calle y los casales, así como por un uso inadecuado del material pirotécnico, lo que puede motivar quemaduras, amputaciones parciales o totales de los dedos o la introducción de cuerpos extraños en los ojos.

LESIONES EN OJOS

Ante la sensación de un objeto extraño en el ojo, la doctora Teresa Aracil, pediatra de urgencias de Hospital Quirón, aconseja "lavar inmediatamente con agua o suero salino durante diez o quince minutos para neutralizar y retirar las partículas que se hayan podido introducir. Posteriormente deberemos acercarnos a un servicio de urgencias para ser valorados y descartar complicaciones tales como la erosión o la ulceración corneales".

En el periodo anterior y posterior a las fiestas también se aprecia un aumento "significativo" de las consultas de podología en busca de soluciones para los problemas generados por los pasacalles, ofrendas o verbenas. Entre las consultas más habituales están las relativas a los problemas cutáneos, principalmente la hiperqueratosis o callos, los helomas plantares, también denominados clavos, así como las complicaciones ungulares generadas por el uso de calzado poco habitual en otras épocas del año, con hormas estrechas que provocan traumatismos repetidos en las uñas, además del consiguiente riesgo de rotura e incluso enclavamiento.

Para evitar estos problemas, Francisco Martínez, especialista de la Unidad de Podología Quirón, recomienda "acudir al podólogo previamente para consultar anomalías detectadas durante el año; utilizar un calzado adecuado en el plano biomecánico y que hayamos llevado previamente a las fiestas; y, por último, mantener una buena higiene e hidratación de nuestros pies que permita detectar cualquier anomalía que haya podido surgir y darle solución lo antes posible".