22 de agosto de 2007

La Asociación del Defensor del Paciente muestra su desacuerdo por las medidas que propone Sarkozy contra los pedófilos

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación del Defensor del Paciente expresó hoy su disconformidad y manifestó sus dudas sobre el uso de la castración química en los delincuentes sexuales reincidentes, tal y como propuso el lunes el presidente francés, Nicolás Sarkozy.

La asociación afirma en un comunicado que "podría incluso incurrir en una forma de nazismo al ser aplicada de forma generalizada". Por otra parte, admite que "estos descerebrados donde menos tienen que estar es en la calle o en su domicilio poniendo en serio peligro a los niños y mujeres que les rodean", por eso aboga por el cumplimiento de penas "ejemplares e integras".

"Un legislación más dura y la reclusión de por vida es la medida coherente, ya que de otra forma seguiría en problema en la mente de estos individuos, pasando por el gasto que ocasionaría a la sanidad pública y que sólo sería eficaz en un porcentaje mínimo", finaliza.