14 de mayo de 2019

'O-arm', el escáner que permite una cirugía más precisa, rápida y con menos incisiones, según un experto

'O-arm', el escáner que permite una cirugía más precisa, rápida y con menos incisiones, según un experto
QUIRONSALUD

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El escáner circular O-arm ha supuesto una revolución en las cirugías de columna vertebral, de cráneo y medular ya que permite una cirugía más precisa, en menos tiempo y con menos errores e incisiones, ha explicado el doctor Fernando Álvarez-Sala Walther, jefe de la Unidad de Patología Vertebral del Hospital Ruber Internacional (Madrid).

En este sentido, el doctor ha destacado que se trata de una cirugía menos invasiva que acorta el tiempo de ingreso hospitalario. Este sistema ha permitido reducir el riesgo de malposición de tornillos en la cirugía de columna vertebral hasta el 0,2 por ciento. Además, cuenta con un sistema de imagen intraoperatoria que permite ver tridimensionalmente la anatomía del paciente en tiempo real durante la operación.

Esta herramienta es utilizado, desde el 2016, en el 50 por ciento de las cirugías de la Unidad de Patología Vertebral del Hospital Ruber Internacional. Así, el experto ha destacado que cada año se realizan más de 300 operaciones con esta tecnología y hasta ahora no se ha tenido que reoperar por una mala posición de los implantes.

Una de las principales ventajas que ofrece esta técnica es comprobar en tiempo real los resultados de la cirugía. Anteriormente esto se realizaba a través de Rayos X realizando un cambio de camilla al paciente, sin embargo, esto falseaba la situación real de la postura del paciente y daba un falso resultado con un margen de error del 20 por ciento en algunos casos, ha explicado el experto.

Además este sistema proporciona imágenes en 2D y 3D en tiempo real, lo que permite al cirujano establecer una reconstrucción digital de los planos del espacio, modificables según sus necesidades. A su vez, una antena indica cuál es la posición del implante o la herramienta quirúrgica en relación con esta imagen.

"El navegador reconstruye tridimensionalmente en que parte de la anatomía del paciente te encuentras y la precisión con la que vas a colocar el implante, o si se está resecando todo el tumor. Con la antena sabes la longitud que puedes poner de tornillo, su anchura y si está perfectamente colocado o no", ha destacado.

Sin embargo, a pesar de estas virtudes aún tiene margen de mejora. En este contexto, el experto ha señalado que "te ofrece una imagen real cuando haces el escáner, pero una imagen virtual cuando metes el tornillo. Se trabaja con una recreación virtual".

De este modo, el doctor ha concluido que el siguiente paso será ver directamente la anatomía del paciente mientras se opera. Para ello, se está desarrollando la incorporación de gafas de realidad aumentada para visualizar tanto el campo quirúrgico como la pantalla del navegador a la vez, con un simple movimiento de ojos. Asimismo, ha destacado la incorporación de la robótica en la cirugía.