14 de junio de 2012

Aragón.- Rechazada una iniciativa de IU que solicitaba dar asistencia a emigrantes aragoneses cuando vuelven a la región

ZARAGOZA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Sanidad, Bienestar Social y familia de las Cortes aragonesas ha rechazado una proposición no de ley de IU que instaba al Gobierno a dar cobertura sanitaria a los aragoneses emigrados al extranjero cuando visiten la comunidad autónoma y no puedan recibir asistencia sanitaria pública por ninguna otra vía.

La iniciativa, que ha defendido la parlamentaria de IU Patricia Luquin, proponía "adoptar las medidas oportunas para que en la legislación se recoja la regulación de la tarjeta sanitaria ampliando la cobertura de las contingencias protegidas a la enfermedad común, accidente no laboral y maternidad".

Por parte de Chunta Aragonesista, su portavoz en la Comisión, Nieves Ibeas, ha presentado "una enmienda para reforzar la iniciativa" dirigida a incluir la "referencia al objeto de la iniciativa en los dos puntos de la propuesta", ya que ha considerado necesario que los aragoneses puedan contar con la seguridad de su cobertura sanitaria en todos estos casos.

Del mismo modo, desde el PAR, Manuel Blasco ha planteado otra enmienda, que no ha sido incluida, porque ha manifestado sus dudas "de que alguien se quede fuera de las prestaciones de la sanidad en el exterior" y ha asegurado que "no es necesario contemplar estas necesidades a través de la iniciativa planteada porque ya está recogido así en la legislación española".

En el turno de resto de grupos parlamentarios, María Ángeles Orós (PP) ha remarcado que "la sanidad española es pública, gratuita y universal" y el "derecho a la atención sanitaria en el extranjero está garantizado, ya sea mediante la expedición de la tarjeta sanitaria europea, o un formulario cuando se trata de una serie de países con los que existe convenio, mientras que para el resto de países, la atención sanitaria está regulada y asegurada por la legislación".

El diputado del PSOE, Eduardo Alonso, ha expresado que "haríamos bien en que el Gobierno de Aragón se diera por aludido" en las cuestiones de atención sanitaria del colectivo emigrante, porque a su juicio, "hay que apostar por la universalidad y la accesibilidad sanitaria, y no se puede marear a los ciudadanos con trámites burocráticos, y menos aún cuando están enfermos".