8 de noviembre de 2016

La anestesia antes de los 4 años apenas afecta al rendimiento escolar

La anestesia antes de los 4 años apenas afecta al rendimiento escolar
GETTY

LONDRES, 8 Nov. (Reuters/EP) -

Investigadores del Kalmar County Hospital, en Suecia, han descubierto que el rendimiento de escolar de los niños que reciben anestesia antes de los 4 años es ligeramente inferior al del resto cuando tienen 16 años, aunque aseguran que la diferencia es muy pequeña y no debe desanimar a los padres.

Los resultados contradicen estudios recientes realizados en animales que habían demostrado que la exposición a la anestesia puede cambiar el desarrollo cerebral, si bien las dosis y duraciones utilizadas en la práctica pediátrica no provocó cambios estructurales en los cerebros de los animales analizados.

"Haber observado tan poca diferencia en el rendimiento académico es reconfortante", según han señalado los autores de este trabajo que publica en su último número la revista 'JAMA Pediatrics'.

En el estudio analizaron los registros escolares de más de dos millones de niños nacidos en Suecia entre 1973 y 1993, entre los que identificaron 33.000 menores que se habían sometido a una intervención quirúrgica antes de los 4 años.

De este modo, compararon su coeficiente intelectual a los 16 años con el de otros 159.000 niños de similares características que no habían sido operados con anestesia. Así, los niños que recibieron anestesia tenían un coeficiente un 0,41 por ciento más bajo a los 16 años, y un 0,97 por ciento menos a los 18.

Asimismo, los menores que habían recibido anestesia dos o tres veces en sus primeros cuatro años de vida tenían notas escolares entre 1 y 2 por ciento más bajas.

De hecho, la diferencia fue menor que el impacto del nivel educativo de la madre, el género e incluso el mes de nacimiento, según los autores, que también reconocen que ninguno de los niños se sometió a una operación por un problema serio de salud.

"Ningún niño está expuesto a la anestesia a menos que sea absolutamente necesario", ha reconocido Pia Glatz, autora principal del estudio, que en virtud de estos datos afirma que "familias y cuidadores no deben dudar en recurrir a la cirugía a los niños pequeños cuando sea necesario ante posibles efectos adversos". Aplazar la cirugía probablemente sea peor, según reconoce Tom Hansen, del Hospital Universitario de Odense (Dinamarca) en un editorial que acompaña al estudio.

No obstante, reconocen que es necesario investigar si puede haber ciertos grupos con un mayor riesgo en caso de una cirugía pediátrica para, de ser así, poder desarrollar estrategias preventivas que eviten posibles efectos adversos neurocognitivos.

Para leer más