27 de octubre de 2017

Anecpla advierte de la importancia de controlar las torres de refrigeración y otras instalaciones para evitar legionella

Anecpla advierte de la importancia de controlar las torres de refrigeración y otras instalaciones para evitar legionella
ANECPLA

PALMA DE MALLORCA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) ha insistido en la "vital" importancia que supone controlar las torres de refrigeración y otras instalaciones para evitar brotes de legionella como la aparecida en septiembre en Mallorca, que se ha saldado por el momento con un muerto y 22 casos notificados.

Según ha expuesto en un comunicado la Asociación, septiembre y octubre son históricamente meses de riesgo porque se produce un descenso de temperaturas, se desconectan las torres de refrigeración que se vuelven a poner en marcha al repuntar el calor, "sin hacer la oportuna desinfección".

Desde Anecpla han recordado que la legionelosis es un problema de salud que puede acarrear "multas ingentes y penas de cárcel por imprudencia grave si no se controla adecuadamente".

Por ello, han asegurado, "es preciso extremar las precauciones y tomar las medidas adecuadas para mantener las condiciones óptimas de funcionamiento de estos equipos, tales como una limpieza y desinfección previa, unas revisiones adecuadas y la dosificación en continuo del biocida correspondiente".

RECOMENDACIONES

Los casos de legionelosis registrados en Europa desde el año 2011 a 2015 han ido progresivamente en aumento, según un informe publicado por el European Center for Desease Control (ECDC).

En este repunte de casos registrados de Legionella, España vuelve a situarse entre los países a la cabeza de Europa, junto con Alemania, Italia y Francia.

Por sexos, generalmente la enfermedad afecta más a hombres que a mujeres y el número de casos aumenta, además, con la edad. De hecho, prácticamente un 80 por ciento de todos los casos se produjeron en personas de más de 50 años.

Entre otras, la Asociación recomienda evitar las condiciones ambientales que favorezcan la colonización, multiplicación y dispersión de legionella, como temperaturas entre 25 y 45 grados o estancamiento de agua.

Asimismo, aconseja limpiezas y desinfecciones, en particular antes de la puesta en marcha de una instalación tras haberla tenido parada; acudir a empresas profesionales y autorizadas para la realización de ese mantenimiento; o cumplir con la normativa vigente.

La legionella es una bacteria que se encuentra en el agua, ya sea de manera natural o artificial. Con un total de 48 especies enmarcadas dentro de este género, es la 'Legionella pneumóphila' la que produce la legionelosis, enfermedad que se presenta como una neumonía con fiebre alta, con una incidencia de tres casos por 100.000 habitantes en España.