9 de enero de 2012

Andalucía.-Hospitales de Cabra y Pozoblanco (Córdoba) implantan medidas de eficiencia para reducir su factura anual

La Agencia Andaluza de la Energía y el SAS colaboran en la mejora del rendimiento energético de 14 centros hospitalarios andaluces

CÓRDOBA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hospital Infanta Margarita de Cabra y el hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco, en la provincia de Córdoba, han implantado una serie de medidas de eficiencia energética que les permitirán reducir conjuntamente 269.000 euros su factura anual, fruto de un convenio entre la Agencia Andaluza de la Energía y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

En concreto, según la información facilitada este sábado a Europa Press por la citada agencia, dependiente de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, en Cabra se procederá a la sustitución de sistemas de producción de agua caliente para calefacción y usos sanitarios, la implementación de un sistema eficiente de producción de electricidad y calor --cogeneración-- e instalación de energía solar térmica con una superficie de 200 metros cuadrados que producirá agua caliente para usos sanitarios y lavandería, con lo que se conseguirá un ahorro de energía primaria de 250 toneladas equivalentes de petróleo (tep) al año y una reducción en la factura energética de 247.000 euros anuales.

Por su parte, en el hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco, se instalará un nuevo sistema de producción de agua caliente para usos sanitarios mediante una instalación solar térmica con una superficie de 120 metros cuadrados, con la que se conseguirá un ahorro de energía final de 28,4 tep/año y una reducción en la factura energética superior a los 22.000 euros anuales.

Con estas actuaciones, la provincia de Córdoba contará con dos hospitales de alta eficiencia energética y económica, reduciendo notablemente el nivel de emisiones derivadas del consumo de energía y sumándose a los centros que internalizan en su gestión y funcionamiento diario los principios de sostenibilidad energética que promueve la Junta.

Este ahorro en el consumo de energía se enmarca dentro de un convenio firmado entre la Agencia Andaluza de la Energía y el Servicio Andaluz de Salud para ejecutar actuaciones en materia de ahorro y eficiencia energética e instalación de tecnologías para el aprovechamiento de fuentes renovables en 14 centros hospitalarios de la región. La cuantía de dicho convenio alcanza los 20,1 millones de euros, de los que la Agencia Andaluza de la Energía aporta 17,9 millones de euros y el SAS 2,2 millones.

RED DE ENERGÍA DE LA JUNTA

Estos proyectos se encuentran dentro de las iniciativas diseñadas desde la Red de Energía de la Junta de Andalucía (Redeja), instrumento creado por el Gobierno andaluz en 2007 y gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía, que debe trasladar a la administración los principios de ahorro y uso racional de la energía, persiguiendo en todo momento la mayor eficiencia económica y energética dentro de sus edificios y actividades.

En esta línea, la Red de Energía ha cifrado en 45.000 toneladas equivalentes de petróleo el consumo de energía final del sector público hospitalario andaluz, aproximadamente la misma energía consumida por 60.000 hogares. Así, la Red ha realizado ya más de 20 auditorías energéticas en varios centros en las que ha podido identificar un ahorro energético potencial superior al 20 por ciento en la mayoría de los casos.

Fruto de las auditorías realizadas se acometerán importantes medidas como la sustitución de las calderas alimentadas por gasóleo por otras que utilicen gas natural, produciendo así agua caliente de manera más eficiente y con menos emisiones; la implantación de sistemas que permiten la generación de electricidad y calor de alto rendimiento, y que cubren entre el 50 y el 60 por ciento de las necesidades de agua caliente, calefacción y refrigeración; la implementación de fuentes de energía renovable para la producción de agua caliente mediante instalaciones solares térmicas y aprovechamiento de la biomasa; y, finalmente, la renovación de equipos de climatización de bajo rendimiento por otros más eficientes.

Todas estas instalaciones, reformas y rehabilitaciones supondrán un ahorro de energía estimado de casi 700 tep y una reducción de emisiones de 1.570 toneladas de gases de efecto invernadero, lo que equivale a la energía necesaria para abastecer las necesidades de 830 familias al año y retirar de la circulación 640 vehículos. Además, las mejoras energéticas logradas se reflejarán en la factura energética de los edificios, que verán reducido el gasto en este concepto en 3,2 millones de euros cada año.