13 de marzo de 2012

El decreto actualizado de testamento vital permitirá puntos a menos de 30 minutos del domicilio del ciudadan

El decreto permitirá también ahora que el documento esté vinculado a la historia clínica y que los colegios de notarios pueden registrarlo

El decreto actualizado de testamento vital permitirá puntos a menos de 30 minutos del domicilio del ciudadan
EUROPA PRESS

SEVILLA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha anunciado este martes que la actualización que desde su departamento se ha llevado a cabo para la mejora en la organización y funcionamiento del Registro andaluz de Voluntades Vitales Anticipadas permitirá a los ciudadanos que deseen registrar su testamento vital "contar con un punto de registro a menos de 30 minutos de su domicilio".

Al término de la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, órgano en el que se ha aprobado esta mejora de la norma, Montero ha explicado que, a los ocho puntos que actualmente existe habilitados para esta función de registro de la voluntad vital --en concreto en las delegaciones provinciales de Salud--, se sumarán otros 30 puntos nuevos "antes del primer trimestre del próximo año".

En concreto, Montero ha explicado que estos 30 nuevos puntos se encontrarán en los hospitales que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) dispone por toda la geografía andaluza, a fin de que este derecho este disponible "en un traslado en coche a menos de media hora" en el 91,2 por ciento de la población andaluza. El 9,8 por ciento restante se completará en una segunda fase de descentralización.

El nuevo decreto mejora también el contenido del documento escrito, amplía el deber de los profesionales sanitarios encargados de la atención de consultar el registro y el contenido de la declaración y otorga facultades a personal funcionario público competente en materia de salud para realizar la verificación de la capacidad y los requisitos formales de la declaración.

TESTAMENTO VINCULADO A LA HISTORIA DIGITAL

Asimismo, establece nuevas vías para la consulta del documento por parte de los profesionales sanitarios públicos y privados y vincula el testamento vital a la historia clínica del paciente. Además, ha enfatizado que se mejora el contenido del documento al incorporar un apartado en el que el usuario puede apuntar los valores vitales que quiere que se tengan en cuenta a la hora de tomar una decisión sobre su salud.

El decreto establece también que el testamento vital estará vinculado a la historia clínica del paciente, lo que viene a ser una vía más de consulta por parte de los sanitarios, quienes, además, podrán realizar la consulta por vía telemática.

SECTOR PRIVADO Y COLEGIOS DE NOTARIOS

Montero ha detallado, igualmente, que los sanitarios del sector privado podrán acceder al registro a través de 'Salud Responde' y desde el perfil profesionales de la web de la Consejería, donde tendrán que darse de alta previamente.

De igual forma, el decreto establece también la posibilidad de "conveniar" con el Colegio de Notarios el que la voluntad vital que se pueda registrar dentro de estos despachos "se incorpore al registro de voluntades que los profesionales sanitarios consultan".

"En algunas ocasiones se nos ha planteado la duda de que si una persona, al igual que registra en estos despachos su testamento patrimonial, podría también registrar el vital a los mismos efectos", ha explicado Montero, quien ha justificado así la posibilidad de alcanzar acuerdos con este colegio y erradicar "las dificultades de conexión del registro general con los de la notaria para que no haya dudas".

CASI 23.000 TESTAMENTOS Y 2.000 CONSULTAS DE MÉDICOS

Hasta el momento, el registro de voluntades vitales de Andalucía cuenta ya con 22.934 testamentos --datos cerrados a febrero de 2012--. Preguntada al efecto por la valía de estos registros, ha resaltado que "en más de 2.000 ocasiones" los profesionales sanitarios han consultados estos testamentos de sus pacientes "y han obrado en consecuencia de lo que marca su voluntad vital anticipada".

En concreto, en este documento los ciudadanos pueden dejar constancia de qué actuaciones, dentro de la legalidad vigente, quieren que se tomen llegada el momento en el que se deban adoptar decisiones sobre su situación sanitaria y no lo puedan manifestar por sí mismos.