24 de junio de 2009

Andalucía.- El Carlos Haya (Málaga) y la AECC reforzarán la atención psicológica a pacientes oncológico

MÁLAGA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Carlos Haya de Málaga y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) renovaron hoy el convenio de colaboración que regula el funcionamiento de la Unidad de Psiconcología y el servicio de voluntariado que la asociación tiene en este centro sanitario para la asistencia integral al enfermo oncológico.

El complejo hospitalario y la AECC ya vienen trabajando desde el año 1995, en el Hospital Materno Infantil, y desde 1999, en el Hospital General, para la mejora de la calidad de vida del enfermo oncológico y de sus familiares, reduciendo así las alteraciones emocionales, relacionales y sociales que puedan surgir a raíz de la patología.

El ámbito de actuación del convenio, que abarca las plantas de Oncología Médica, Hematología, Oncología Ginecológica y Oncología Pediátrica, se ampliará ahora a todos aquellos pacientes oncológicos ingresados en el hospital, independientemente del lugar en donde se encuentren.

La renovación del convenio tiene una vigencia de tres años, prorrogable. Una comisión de seguimiento se reunirá de forma periódica para la evaluación del programa y la redacción de informes sobre el mismo.

El convenio suscrito entre el Hospital Regional de Málaga y la AECC se enmarca en el III Plan de Salud de la Junta de Andalucía, que incide en el fomento de la participación colectiva a través de las organizaciones sociales en el ámbito sanitario, como las diversas formas de voluntariado.

La AECC cuenta con psicólogos y voluntarios formados específicamente para la atención a pacientes oncológicos, que trabajan en el hospital en colaboración con los profesionales sanitarios y asistentes sociales del complejo hospitalario.

FUNCIONES A DESARROLLAR

Entre las funciones a desarrollar por parte de los psicólogos, destacan orientar y asesorar al paciente y su familia en el proceso de la enfermedad, proporcionarles herramientas terapéuticas dirigidas a favorecer la adaptación a la nueva situación, intervención psicológica ante posibles trastornos, asesoramiento y formación del personal sanitario y coordinación y formación del voluntariado.

Los voluntarios, por su parte, realizarán en el hospital funciones como acompañar al paciente y su familia durante su estancia en el hospital, sustitución puntual del cuidador primario, desarrollo de actividades de animación y entretenimiento y apoyo emocional.