11 de octubre de 2012

Ampliar el mutualismo a los funcionarios de las CCAA ahorraría 956 millones de euros al SNS

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS), Juan Abarca, asegura que si se ampliara el modelo Muface para incluir en él a los 1,8 millones de funcionarios de las comunidades autónomas el Sistema Nacional de Salud (SNS) conseguiría ahorrar unos 956 millones de euros.

Según ha destacado este experto durante la Jornada Acceso del paciente a la innovación, organizada por Unidad Editorial, el mutualismo administrativo permite mantener el equilibrio de la oferta del sistema sanitario público, ya que "por sí sola no es suficiente para absorber la demanda sanitaria existente".

Esto supone, además de un mejor aprovechamiento de la sanidad pública para sus usuarios, un ahorro para el sistema. De hecho, desde el IDIS calculan que el 20 por ciento de la población que en España España copaga voluntariamente un seguro de asistencia sanitaria, unas 7 millones de personas, descarga de gasto sanitario público una media de 631 euros por persona y año.

De hecho, según Abarca, "favorecer la suscripción voluntaria de seguros de salud por medio de una desgravación fiscal para rentas inferiores a 30.000 euros, podría incrementar el número de asegurados hasta producir un ahorro fiscal superior a los 600 millones de euros".

Junto a esta medida, existen otras medidas que hacen viable disminuir el gasto sanitario público "sin restar calidad al sistema", tales como la colaboración público-privada mediante conciertos y concesiones administrativas que incluyen la gestión de servicios sanitarios.

Respecto a los beneficios, Juan Abarca ha destacado "la transferencia del riesgo financiero en cuanto a que es la empresa privada la que asume los posibles reveses, la innovación tecnológica, la aportación de Recursos Humanos complementarios así como la descarga de los presupuestos públicos".

"La posibilidad de permitir el uso de una manera complementaria de los recursos públicos y privados en función de la cobertura que contraten los usuarios del sector privado, sin duda, evitaría la existencia de duplicidades e ineficiencias y facilitaría la promoción de la contratación del seguro, con lo que conlleva de ahorro en coste y recursos para el sector público", ha explicado.