25 de febrero de 2015

Alcalá de Henares contará con la primera unidad de España para atención temprana de pacientes con psicosis

Alcalá de Henares contará con la primera unidad de España para atención temprana de pacientes con psicosis
JUAN MIGUEL FERNÁNDEZ OLCINA

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha impulsado la creación y puesta en marcha en Alcalá de Henares de la primera Unidad en España para la atención temprana de jóvenes que han sufrido un brote psicótico, ha informado el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

Se trata de un servicio que desarrolla la Fundación Manantial con el apoyo de la Consejería de Sanidad para ofrecer a jóvenes de entre 16 y 25 años que hayan sufrido un primer episodio psicótico una atención intensiva, integral y ambulatoria, dentro de un modelo de trabajo comunitario, y de forma complementaria a la asistencia que prestan los recursos de Salud Mental de la Comunidad de Madrid.

Para ello, la Consejería de Sanidad aporta las instalaciones del Centro de Salud 'La Garena', en Alcalá de Henares, que ha visitado este miércoles el consejero de Sanidad, Javier Maldonado, y la Fundación Manantial, un equipo de nueve profesionales, entre los que se integran médicos psiquiatras, psicólogos y terapeutas ocupacionales, entre otros.

La puesta en marcha de esta iniciativa se basa en las experiencias previas en otros países, en las que se ha probado que un soporte temprano, integral y continuado a jóvenes en su primer brote psicótico puede mejorar significativamente su pronóstico y evolución posterior.

La Unidad de Atención Temprana cuenta con 30 plazas, y actualmente atiende a 21 usuarios y a sus familias. Los brotes psicóticos que han padecido tienen diferentes orígenes. Así, algunos brotes se relacionan con una patología psiquiátrica previa, como la esquizofrenia, en otros con el consumo de drogas, y en otros el origen último no está especificado.

El perfil de los pacientes también es variado: son de ambos sexos, aunque la mayoría son varones, y también hay menores de edad.

La atención que ofrece la Unidad de Atención Temprana incluye intervenciones individuales, actividades de familia, actividades de grupo.

Así, las intervenciones individuales incluyen la psicoterapia individual con el facultativo de referencia, y las entrevistas semanales de seguimiento con los profesionales de referencia.

El trabajo integrado con la familia es uno de los ejes del abordaje de esta Unidad, por ello desarrolla terapias familia por familia y terapias multifamiliares, con frecuencia semanal.

Finalmente, las actividades de grupo están integradas por una asamblea semanal, reunión que congrega a todos los profesionales y pacientes; psicoterapia de grupo, actividades externas como voluntariado con animales, deportes y excursiones. Asimismo, en este ámbito se desarrollan talleres de salud, actividades de creatividad manual y musical, entre otros.

UNA "REVOLUCIÓN HISTÓRICA"

En el acto, el presidente de Fundación Manantial, Francisco Sardina, ha afirmado que se trata de un proyecto "a la vanguardia en la investigación" que lleva gestándose desde hace 8 años y que ahora "pese a que no corren buenos tiempos económicos" se ha hecho realidad.

"Si la UAT tiene éxito estamos ante una revolución histórica en la prevención y atención temprana de la psicosis", ha señalado para indicar que la UAT está "a la vanguardia mundial" ya que "tan solo países como Reino Unido y Australia tienen unidades parecidas".

"El objetivo es cambiar la evolución de la enfermedad para prevenir el deterioro y la cronicidad, y facilitar la recuperación desde la aparición de los primeros síntomas", ha indicado Sardina.

Según ha informado la Fundación en un comunicado, la psicóloga clínica Silvia Parrabera, directora de la UAT de Fundación Manantial, ha señalado que "los estudios demuestran que el inicio de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos se desarrolla entre los 16 y 30 años, justo en la transición a la vida adulta, cuando el impacto en la vida psicológica, social, afectiva y laboral de la persona es mayor".

Por ello, ha apuntado que la unidad quiere "alcanzar la mayor recuperación posible y desviar el curso de la cronicidad que suele instalarse en los pacientes que no reciben un tratamiento adecuado".

UN 40% MÁS DE CAMAS DE PSIQUIATRÍA DESDE 2002

Actualmente, la red de la Comunidad de Madrid cuenta con 1.839 camas en diferentes modalidades de hospitalización psiquiátrica, frente a las 1.319 que había en 2002, año en el que se produjeron la transferencia de la competencia en Sanidad a la Comunidad Autónoma. Es decir, su cifra ha crecido en un 40 por ciento en este periodo.

Asimismo, en el ámbito de la investigación, en los últimos cuatro años la red de Salud Mental de la Comunidad ha contado con la labor de 12 grupos de investigación en Psiquiatría, con 48 investigadores.