23 de mayo de 2014

Las alteraciones metabólicas, un "talón de Aquiles" del cáncer que permitirá aprovechar fármacos de otras patologías

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La "adicción" de las células tumorales a ciertas alteraciones metabólicas ha puesto al descubierto un "talón de Aquiles" del cáncer que, según el jefe del Laboratorio de Investigación Translacional del Instituto Catalán de Oncología (ICO) en Girona, Javier Menéndez, puede "aprovecharse" para probar la eficacia de medicamentos ya habituales en otras enfermedades metabólicas como la diabetes, la obesidad o la aterosclerosis.

Así lo ha aseverado durante su participación en la mesa de 'Controversias y Nuevos Paradigmas' del 56 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que se celebra estos días en Valencia.

Para este experto, una vez que se han definido las bases clínico-moleculares del cáncer como una enfermedad metabólica podrían "tomar ventaja" fármacos que llevan usándose frente a otras dolencias.

De hecho, en los últimos años se ha comprobado que ciertos fármacos habitualmente empleados en el tratamiento de enfermedades metabólicas son capaces de inducir un estado metabólico celular que es "incompatible con la puesta en marcha y el mantenimiento de los programas genéticos encargados del proceso de malignización" del cáncer.

Una de las líneas de investigación es la que está estudiando el uso de la metformina, un fármaco utilizado por millones de diabéticos tipo 2, como parte de nuevas terapias antitumorales combinadas en pacientes con cáncer.

En este sentido, el ICO en Girona ha diseñado y coordinado el estudio 'METTEN' que, por primera vez a nivel mundial, probará una triple combinación de metformina con quimioterapia y el anticuerpo monoclonal trastuzumab como tratamiento previo a la cirugía en tumores mamarios HER2 positivos.

Para Menéndez, es el inicio de una nueva forma de abordar la prevención y el tratamiento del cáncer basada en el conocimiento detallado de la "intimidad molecular" de los procesos metabólicos de las células tumorales y su relación funcional con ejes hormonales claves en el estado bioenergético del organismo (insulina, estradiol) y el estado nutricional de los tejidos.

Además, frente a las terapias citotóxicas y moleculares dirigidas contra otros mecanismos de las células tumorales, la ventaja de estos fármacos es su "sobresaliente bajo coste", así como "sus conocidos efectos secundarios y la rapidez con la cual pueden ser testados en ensayos clínicos", lo que "abrirá definitivamente la puerta al reposicionamiento" de estos fármacos que se utilizan en enfermedades metabólicas.

TALLA BAJA Y HORMONA DEL CRECIMIENTO

Por otro lado, en este encuentro se ha abordado el tratamiento de la talla baja idiopática con hormona de crecimiento humana recombinante (rhGH), a cargo de la jefe de la Unidad Metabolismo/Endocrinología Pediátrica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, María Dolores Rodríguez Arnao.

La talla baja idiopática agrupa diversas entidades clínicas que tienen una talla inferior a la población general (con un fenotipo armónico), pero con una causa no conocida. Para diagnosticarla se deben excluir las causas de talla baja conocidas científicamente en el momento actual.

En 2003 Estados Unidos decidió aprobar el uso de la hormona de crecimiento humana recombinante (rhGH) en estos casos. Sin embargo, y pese a que los resultados de los estudios indican que el tratamiento de estos pacientes con rhGH induce un aumento significativo de la velocidad de crecimiento, Europa ha denegado esta indicación.

"Este tratamiento no tiene efectos adversos relevantes conocidos, aunque a largo plazo carecemos de datos. El coste económico es muy elevado, estos niños necesitan dosis mayores que los pacientes deficientes de GH", añade la doctora Rodríguez Arnao.