27 de mayo de 2015

Los alergólogos extremeños creen que "lo peor ya ha pasado"

Los alergólogos extremeños creen que "lo peor ya ha pasado"
IMEO

MÉRIDA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Extremeña de Alergología, el doctor Jesús García Menaya, ha asegurado que "lo peor ya ha pasado" en relación a los índices de pólenes en la región esta primavera.

Según Menaya, durante las últimas semanas se ha producido una "polinización explosiva" debido a las "altísimas" temperaturas que se han vivido en mayo, y que ha sido la causa del agravamiento de los síntomas que sufren los alérgicos durante la primavera.

"En los últimos datos que manejamos, los índices ya habían bajado considerablemente, y se prevé, que de aquí en adelante, que la tendencia vaya bajando, y aunque puede haber picos, lo peor ya ha pasado", ha explicado Menaya en declaraciones a Europa Press.

El doctor ha explicado que este mes se ha producido el agostamiento de las gramíneas "de manera precoz", lo cual ha derivado en una "polinización explosiva", al tiempo que ha remarcado que "no se esperaban estos niveles, especialmente en los olivos".

En este sentido, ha aclarado que dicha polinización "también va a ser más recortada en el tiempo", por cuanto ha habido años "en los que bien avanzado junio, los niveles siguen siendo importantes y eso no va a suceder este año".

AUMENTAN LOS CASOS CADA AÑO

Al respecto, ha asegurado que cada año hay más casos y que la incidencia "cada vez es mayor", tanto en Extremadura como en el resto de Europa. Una realidad, sostiene Menaya, "en la que coinciden muchos estudios epidemiológicos".

"No existe una causa concreta, pero hay hipótesis al respecto, tales como un exceso de higiene en la etapa infantil, una menor exposición a los gérmenes, un mayor uso de antibióticos o el aumento de la contaminación atmosférica sobre todo por las partículas emitidas por los motores diesel. No obstante, con certeza se desconoce", ha apostillado.

FACTORES

Síntomas propios de las alergias como la rinoconjuntivitis y el asma bronquial, afectan en torno a un 25 por ciento de la población extremeña y un ocho por ciento, respectivamente; mientras que en caso de los niños, las cifras de asma se sitúan en el diez por ciento.

Entre los factores que influyen en el desarrollo de una alergia, alimentaria o primaveral, García Menaya ha apuntado al genético, pero también al ambiental.

"Un contacto frecuente con los alérgenos puede desembocar en esta patología. En Extremadura tenemos muchos olivos y gramíneas por lo que una gran parte de la población está sensibilizada con estos pólenes, lo mismo ocurre en Centroeuropa con los abedules o en las zonas de costa ácaros", ha relatado.

PERFIL DEL ALÉRGICO Y PRECAUCIONES

La alergia --tal y como ha señalado-- es una patología que "puede debutar a cualquier edad", incluso, a partir de los 60 años. No obstante, ha remarcado que "en general, son enfermedades que afectan a gente joven y menores, pero se puede desarrollar a cualquier edad, de tal forma que una persona puede estar años sin ella y de repente empezar con los síntomas, el motivo se desconoce".

En este sentido, ha detallado algunas medidas para "disminuir" los efectos de los alérgenos en las personas que pasan por utilizar mascarillas, gafas de sol, cerrar las ventanas de los vehículos y contar con filtros antipolen, ventilar las viviendas durante periodos cortos de 15 minutos.

Estas pautas aminoran la exposición a los pólenes pero "no la evitan por completo", por lo que ha abogado por la utilización de fármacos antiestamínicos porque son "eficaces y efectivos" y porque "permiten controlar los síntomas a la mayor parte de los pacientes".

TRATAMIENTOS

En relación a los posibles efectos secundarios de estos medicamentos, tales como la somnolencia, ha asegurado que en los fármaco "modernos" disminuyen "muchísimo", pero que las reacciones también dependen de cada paciente.

Otro tratamiento efectivo es la inmunoterapia, es decir, las vacunas de la alergia, las cuales provocan "una mejoría a largo plazo y además, tienen efectos preventivos, porque disminuyen la posibilidad que la rinitis se convierta en asma bronquial".

Finalmente, ha desterrado algunos mitos, como la posibilidad de realizar las pruebas a niños menores de tres años. En este caso, ha confirmado, que se puede y que, de hecho, algunas como las alimentarias "se pueden hacer desde el nacimiento".

No obstante, ha explicado que los neumoalérgenos inhalantes, que fundamentalmente son los pólenes, ácaros, epitelios y hongos, hasta aproximadamente los tres años, no se produce una sensibilización, de manera que "a un niño que tenga pitidos en el pecho al año de vida, es absurdo hacerle las pruebas porque le van a salir negativas", ha concluido.