6 de agosto de 2019

El aire acondicionado puede provocar infecciones respiratorias en pacientes oncológicos

El aire acondicionado puede provocar infecciones respiratorias en pacientes oncológicos
Aparato aire acondicionado - FLICKER/HIROTOMO T - ARCHIVO

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Expertos del MD Anderson Cancer Center Madrid señalan que la exposición directa al aire acondicionado puede provocar "espasmos, calambres e incluso infecciones respiratorias" que "pueden complicar el tratamiento y pronóstico" de los pacientes oncológicos. Además, apuntan que tampoco es recomendable beber alimentos muy fríos, ya que "pueden provocar también algunos de estos negativos efectos secundarios".

Así lo recogen desde el Departamento de Enfermería de MD Anderson Cancer Center Madrid, que ha lanzado un decálogo con recomendaciones y consejos que buscan facilitar el bienestar del paciente con cáncer durante los meses de verano. Entre sus recomendaciones, destacan la importancia de seguir la dieta mediterránea, ingerir más de cuatro o cinco piezas de fruta al día y mantener una correcta hidratación.

Los expertos aconsejan proteger la piel con productos que tengan un factor de producción "mínimo de 50", debido a la fotosensibilidad que pueden provocar tratamientos como la quimioterapia, así como utilizar complementos como gafas de sol de calidad, sombreros o pañuelos. Junto a esto, aconsjean beber más de dos litros de agua diarios, ya que "los tratamientos suelen provocar problemas de sequedad e irritación de las mucosas, lo que hace que este colectivo necesite beber todavía más volumen de agua que una persona sana en verano".

En cuanto a la alimentación, instan a seguir la dieta mediterránea ante la anmia que pueden producir los fármacos contra el cáncer, con cinco piezas de fruta y verdura al día. "En verano sudamos más y, por tanto, perdemos más agua, más sales minerales e incluso más vitaminas, una situación que puede llegar a ser peligrosa en las personas más débiles como los pacientes con cáncer. Estos alimentos pueden incluso ayudar a los pacientes a paliar los efectos secundarios de los tratamientos", destacan.

Igualmente, recomiendan beber café y té para evitar las bajadas de tensión. "Debido a esta mayor sudoración, los pacientes oncológicos, que suelen estar más débiles y tener un peso inferior al de una persona sana, tienen más posibilidades de sufrir bajadas de tensión y mareos. Muchos fármacos facilitan además que se produzcan estas bajadas de tensión, por lo que es muy importante, además de una correcta hidratación, el consumo de bebidas como el café o el té", explican.

Piden informar ante el "menor síntoma" de diarrea o colitis, ya que son algunos de los efectos secundarios más comunes por la quimioterapia o la inmunoterapia. "Estos síntomas se vuelven especialmente preocupantes en verano, donde hace mucho más calor y la posibilidad de deshidratación es mucho mayor, sobre todo en pacientes mayores. Ante estos síntomas, es crucial acudir al especialista porque, pese a su severidad, su control es relativamente sencillo siempre que se conozca el tratamiento oncológico que está recibiendo el paciente", detallan.