5 de junio de 2009

Aguirre pide una norma estatal para no privar de tarjeta sanitaria a parados

COLMENAR VIEJO, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido al Ministerio de Trabajo y a la Seguridad Social que elaboren "la normativa necesaria" para que las comunidades autónomas no se tengan "que ver obligadas a privar de la tarjeta sanitaria a las personas que en el momento en el que están más desprotegidas", es decir, cuando han perdido las prestaciones por desempleo.

Aguirre, que el jueves anunció que la Comunidad de Madrid no seguirá la orden de las oficinas de la Seguridad Social de retirar la tarjeta sanitaria a las personas que han perdido los subsidios por paro, aseguró que el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granados, "no pudo desmentir" que esa situación se estuviera produciendo. No obstante, dijo sentir "un máximo respeto" por él, pues le considera un "excelente" secretario de Estado.

"De hecho, dio un teletipo diciendo que los que se quedaban sin seguridad social se les hacía depender de algún familiar o que en cualquier otro caso se les empadronaba en otro sitio", apuntó la presidenta madrileña, quien afirmó que "la realidad es que hace diez años que las cotizaciones a la Seguridad Social las pagan las comunidades autónomas".

A su juicio, "es totalmente absurdo y falto de lógica" que a quienes han perdido las ayudas por desempleo "se le prive de la asistencia sanitaria por orden de la Seguridad Social".

Tras afirmar que la Sanidad es universal y gratuita aseveró que todo el mundo tiene derecho a ella y consideró que "no es lógico la Seguridad Social siga tratando la asistencia sanitaria como si fuera un seguro que pagan en las comunidades autónomas". Además, Aguirre explicó que las cotizaciones ahora sólo pagan la pensión, el seguro de desempleo, la formación y los accidentes de trabajo, por lo que, dijo, "hay que desvincularlos de la asistencia sanitaria".

En cuanto al número de personas que podían verse afectadas por esta situación, la presidenta regional no ofreció una cifra concreta, pero dijo que esto no le preocupa. "Con que hubiera una persona, que es la que yo me encontré por la calle el otro día, que la hay, y les puedo dar nombre y apellido para que la entrevisten, me parece suficiente, y hay muchas más", concluyó.