28 de agosto de 2019

Afganistán, uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser madre

Afganistán, uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser madre
Matrona neonatal en Herat.WORLD VISION - ARCHIVO

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Internacional de la Obstetricia, que se celebra el 31 de agosto, la ONG World Vision quiere visibilizar la situación en la que se encuentran las madres en Afganistán a través del Proyecto Takeda Healthy Village, que capacita a matronas en la provincia de Heart.

El Proyecto Takeda Healthy Village, que se lleva a cabo con el apoyo del Instituto de Ciencias de la Salud, tiene como objetivo reducir los riesgos durante el embarazo, el parto y la vulnerabilidad de los recién nacidos y niños menores de 5 años en comunidades remotas de la provincia de Herat, a través de la prestación de servicios de atención de salud materna.

El primer grupo de estudiantes de partería por el Proyecto Takeda Healthy Village, que se graduó la pasada primavera, se desplegarán en seis casas de salud familiar, unos centros de salud establecidos por World Vision para proporcionar atención sanitaria a madres y niños vulnerables.

Afganistán tiene una de las tasas de mortalidad materna más altas del mundo. Nasrat, de 27 años, es una de las parteras que se preparó a través del programa de World Vision, tras sufrir hace nueve años complicaciones en su primer parto por no tener acceso a un centro de salud en el momento de dar a luz. "Estoy aquí para ayudar a las mujeres embarazadas", ha afirmado Nasrat. "Ahora, las mujeres en esta aldea pueden acceder a los servicios de salud, tener un parto seguro y que sus hijos nazcan sanos", ha añadido.

Tal y como afirma la organización, desde 2004, World Vision ha capacitado a más de 300 parteras para atender a mujeres embarazadas y a sus hijos antes de naces, durante y después del parto.

Durante la ceremonia de graduación el doctor Tamana Tamana, Director del Departamento de Salud Pública de Herat, ha expresado que la mortalidad materna es alta en Afganistán, especialmente en áreas remotas, "pero podemos reducirla llevando los servicios de salud al corazón de las comunidades para que las madres y sus hijos tengan acceso a centros de salud cercanos. Ya hemos comunicado al Ministerio de Salud Pública que necesitamos aproximadamente otras 100 casas de salud familiar", ha asegurado.

Contador

Lo más leído