1 de octubre de 2014

La acupuntura no mejora el dolor crónico de rodilla

La acupuntura no mejora el dolor crónico de rodilla
GETTY//ZOONAR RF

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El uso de acupuntura no mejora el dolor crónico de rodilla según una investigación llevada a cabo en la Universidad de Melbourne (Australia), al menos entre los pacientes mayores de 50 años con dolor moderado a severo crónico de rodilla.

   El estudio, publicado en la revista 'JAMA', observó en estos pacientes el efecto sobre el dolor y la movilidad del uso de acupuntura tradicional o mediante láser, e inicialmente no hubo diferencias significativas entre ellas, ni con respecto a una acupuntura simulada.

   Los investigadores recuerdan que el dolor de rodilla crónico afecta a muchas personas mayores de 50 años y es el dolor por el que más se preguntan a los médicos de familia. Actualmente, el enfoque no farmacológico es fundamental para el manejo del dolor crónico de rodilla, y los pacientes con dolor en las articulaciones con frecuencia utilizan la medicina alternativa.

   La acupuntura es el técnica más popular dentro de los tratamientos alternativos, y cada vez se gana más adeptos. Aunque tradicionalmente se administran con agujas, se ha puesto de moda la acupuntura láser (terapia con láser de baja intensidad en los puntos de acupuntura), está es una alternativa no invasiva con evidencia de beneficio en algunos estados de dolor.

   La profesora Rana S. Hinman de la Universidad de Melbourne, Australia, y sus colegas asignaron diferentes terapias al azar a 282 pacientes con dolor crónico de rodilla. Así, los pacientes se dividieron en un grupo de 71 personas sin terapia (grupo de control); otro de 70 personas con acupuntura con aguja; otras 71 a las que se les asignó acupuntura con láser y, finalmente, en otras 70 se simuló una terapia acupuntura (falsa acupuntura).

   Los tratamientos fueron dados durante 12 semanas, tras las cuales no hubo diferencias significativas en los resultados primarios (medidas de dolor en la rodilla y la función física) entre la acupuntura activa y simuladas a las 12 semanas y a un año.

   No obstante, el uso de la acupuntura (tanto aguja como láser) demostró una modesta mejora del control del dolor a las 12 semanas pero que no se mantuvo durante un año. El uso de acupuntura con aguja mejoró la función física a las 12 semanas en comparación con el grupo control, pero no era diferente de la acupuntura falsa y no se mantuvo un año; y, en general, el uso de este tratamiento mejoró el dolor al caminar a las 12 semanas, pero no se mantuvo durante un año.

   La mayoría de los resultados secundarios (otras medidas de dolor y función, calidad de vida, el cambio global, y en un año de seguimiento) no mostraron diferencias.

   Los autores señalan que factores como el establecimiento de tratamiento, las expectativas y la actitud (como el optimismo) de los pacientes, la confianza en el tratamiento, y la interacción con el acupunturista pueden influir en los resultados.

   "En nuestro estudio, los beneficios de la acupuntura fueron atribuidos exclusivamente a estos factores dada la ausencia de diferencias significativas entre la acupuntura activa y el tratamiento simulado", señalan los investigadores.

   "En los pacientes mayores de 50 años con dolor de rodilla crónica moderada o grave, ni láser, ni aguja de acupuntura confirió beneficio sobre el tratamiento simulado para el dolor o la función. Nuestros hallazgos no apoyan la acupuntura para estos pacientes", concluye.