7 de diciembre de 2015

El abordaje endoscópico con neuronavegador reduce riesgos en el adenoma de hipófisis

El abordaje endoscópico con neuronavegador reduce riesgos en el adenoma de hipófisis
HOSPITAL LA MILAGROSA

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Neurocirugía, en coordinación con el equipo de Otorrinolaringología, del Hospital La Milagrosa, ha iniciado el abordaje endoscópico asistido por neuronavegador del adenoma de hipófisis, una técnica en la que ambos equipos cuentan con una amplia experiencia, que minimiza los riesgos y permite localizar tumores más pequeños.

"La incorporación del neuronavegador a esta técnica endoscópica aporta mayor precisión en la localización del tumor y de las delicadas estructuras que lo rodean, trabajando con mayor seguridad en una región anatómica muy pequeña en la que se concentran estructuras críticas (el nervio óptico, senos cavernosos, arteria carótida, nervios oculomotores)", ha explicado el jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital La Milagrosa, el doctor Avelino Parajón.

El especialista en Otorrinolaringología y experto en la técnica nasosinusal endoscópoca, el doctor Daniel Poletti, ha añadido más ventajas de esta técnica. "Preserva la anatomía de la nariz, manteniendo totalmente indemne el tabique nasal, y aporta todos los beneficios de la cirugía mínimamante invasiva (menor sangrado, menor dolor, menor estancia hospitalaria, más fácil recuperación del paciente)", ha explicado.

La hipófisis es una glándula localizada en la base del cráneo que produce una cantidad de hormonas encargadas de controlar diversas funciones del organismo. En esta zona se producen los adenomas hipofisarios, que constituyen el 10-15 por ciento de todos los tumores intracraneales, con una incidencia más alta entre los 30 y los 40 años de edad. El adenoma puede ser benigno (la gran mayoría), invasivo o carcinoma.

En la mayoría de casos el adenoma de hipófisis debe extirparse. Tradicionalmente se realizaba un abordaje transcraneal, posteriormente se accedía a través de las fosas nasales con la ayuda de un microscopio quirúrgico, y actualmente se realiza mediante endoscopia, lo que proporciona una mejor visualización y amplía la panorámica de las estructuras anatómicas cercanas.