10 de noviembre de 2015

El 85% de las Urgencias Pediátricas se debe a patologías respiratorias por el frío

El 85% de las Urgencias Pediátricas se debe a patologías respiratorias por el frío
EP/GOBIERNO DE NAVARRA

VALENCIA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La llegada del frío provoca un incremento de las enfermedades respiratorias en los niños, especialmente en los bebés lactantes, hasta el punto de que entre octubre y febrero el 85% de las atenciones en Urgencias Pediátricas se debe a estas patologías, según ha señalado la jefa del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises, la doctora Inés Costa.

Al respecto, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que con la llegada del frío se incrementan las enfermedades respiratorias porque "circulan más virus y la gente está más junta" por lo que es "más fácil la transmisión".

En concreto, los más pequeños son "especialmente susceptibles" ya que su sistema inmunitario "aún no se ha enfrentado a los microorganismos que las provocan". Por eso, "cuando su organismo lo hace por primera vez, no está preparado al no tiene defensas y cae enfermo", explica.

Las enfermedades más comunes son catarros, laringitis, bronquiolitis, asma y neumonías en menores que llegan a provocar hasta 8.000 atenciones en el hospital. La mayoría de estas enfermedades se contagian por vía respiratoria, por contacto con las partículas infectadas que hay en el aire.

Por eso, para evitar contagios aconseja lavarse las manos cada vez que se toca un niños ya que los virus que producen la mayoría de las enfermedades respiratorias se propagan a través de gotitas del fluido de la nariz y boca de una persona infectada, que tose o estornudos y estas gotitas están suspendidas en el aire o se pueden adherir a superficies, pañuelos o juguetes.

CONSEJOS PARA EVITAR CONTAGIOS

Asimismo, pide evitar los ambientes muy cerrados y el humo del tabaco ya que es "un irritante" y darles vitamina C y optar por la lactancia materna. Además, aconseja a los niños prematuros o con enfermedades crónicas que no asistan a la guardería los primeros meses de vida, especialmente en los meses de invierno, por el mayor riesgo de contagio. Optar por la lactancia materna en recién nacidos en invierno, según los especialistas, también es una forma natural de disminuir sus riesgos frente a estas patologías.

La doctora señala que el tratamiento de este tipo de patologías es sintomático. La mayoría de los casos son leves y se resuelven con la administración de líquidos frecuentes en pequeñas cantidades, lavados de la nariz con solución salina, alimentación en pequeñas tomas y elevando un poco la cabecera de la cama, lo que les hace respirar mejor. El paracetamol es útil para bajarles la fiebre y disminuir las molestias.

Sin embargo, si el niño presenta fiebre muy alta asociada a un mal estado general o si tiene 'petequias', unos puntitos rojos como pecas que no desaparecen a la presión, pueden ser la causa de una meningitis o sepsis", detalla la doctora Costa. Otros síntomas de alerta son la dificultad para respirar (con respiración más rápida de lo normal, color azulado alrededor de la boca, pitos o retracciones de las costillas al respirar), vómitos, diarrea intensa con deshidratación o convulsiones.