27 de mayo de 2015

Unos 7,5 millones de yemeníes necesitan asistencia médica urgente

Su directora alerta de la propagación de enfermedades como la malaria y el dengue y advierte de posibles brotes de polio o sarampión

Unos 7,5 millones de yemeníes necesitan asistencia médica urgente
KHALED ABDULLAH ALI AL MAHDI

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, ha denunciado este miércoles que cerca de 2.000 personas han muerto en el conflicto en Yemen y ha advertido de que unos 7,5 millones de yemeníes necesitan asistencia médica urgente como resultado de las consecuencias del mismo.

"Casi 2.000 personas han muerto y otras 8.000 han resultado heridas" en diez semanas de conflicto en Yemen, "incluidos cientos de mujeres y niños", ha indicado Chan en un comunicado, subrayando que "como siempre en los conflictos, son civiles inocentes los que pagan el mayor precio".

"Casi 7,5 millones de personas necesitan ayuda médica urgente", ha añadido, explicando que "los socios sanitarios fueron capaces de enviar casi 48.000 toneladas de medicinas al país durante la tregua de cinco días de este mes, para atender a unas 400.000 personas".

Pero, ha puntualizado, "esto es infinitamente insuficiente", lo que provoca que los yemeníes sigan sufriendo "no solo por lesiones relativas a la guerra, sino por la incapacidad de conseguir tratamiento básico para los problemas de salud más comunes o conseguir atención obstétrica durante el parto".

A medida que continúa el conflicto, ha incidido Chan, "se pierden más vidas cada día, no solo debido a la violencia, sino porque el sistema de salud que ha resultado seriamente dañado se enfrenta a necesidades extraordinarias" que no puede atender. Por tanto, "la salud y las vidas de millones de personas están en peligro", ha subrayado.

La responsable de la OMS ha lamentado que muchos hospitales del país están teniendo que cerrar sus servicios de emergencia y unidades de cuidados intensivos "por la falta de personal y de combustible para los generadores". Además, "los medicamentos para la diabetes, la hipertensión y el cáncer ya no están disponibles" y el Programa Nacional contra la Tuberculosis ha tenido que ser suspendido.

ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Por otra parte, "enfermedades infecciosas como la malaria y el dengue se están propagando" y existe también "un riesgo serio de brotes de polio y sarampión", ha alertado Chan, que ha denunciado igualmente los ataques contra instalaciones y personal sanitario. "Algunos trabajadores sanitarios murieron intentando salvar vidas", ha ilustrado.

Así las cosas, la responsable de la OMS ha defendido que "esta innecesaria pérdida de vidas inocentes no puede continuar". "Se debe permitir que el sistema sanitario funcione sin impedimentos por la inseguridad", ha reclamado.

En este sentido, ha pedido a las partes en el conflicto que cumplan con su obligación de proteger a la población civil y las instalaciones sanitarias, que "permitan el suministro de ayuda humanitaria vital, como medicinas, vacunas y material médico a zonas donde más se necesita, y que garanticen el derecho a atención sanitaria urgente necesaria para salvar vidas".