7 de octubre de 2015

El 50% de los casos de pérdida visual podría prevenirse con revisiones periódicas

El 50% de los casos de pérdida visual podría prevenirse con revisiones periódicas
GETTY/BARABAS ATTILA

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, el doctor Juan Carlos Martínez Moral, afirma que "el 50 por ciento de los casos de pérdida visual y determinadas alteraciones oculares, como el glaucoma y las cataratas, se pueden prevenir con una detección temprana", de ahí que el mensaje de este años por el Día Mundial de la Visión, que se celebra este jueves, sea la importancia de acudir a revisiones visuales periódicas.

Al igual que en el resto de las partes del organismo, la prevención es clave para que nuestros ojos sigan funcionando correctamente durante el mayor tiempo posible, y no es exagerado decir que hasta el 50 por ciento de los casos de pérdida visual se pueden prevenir con una detección temprana y el tratamiento adecuado.

Desde la organización recuerdan que un sencillo reconocimiento se puede convertir en el principal aliado para conservar la visión. Por medio de un completo examen visual, el óptico-optometrista no sólo es capaz de determinar si padecemos algún defecto refractivo, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, sino que además puede observar indicios de posibles patologías que afectan a nuestra salud ocular, como el glaucoma, las cataratas y enfermedades retinianas como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o la retinopatía diabética, que pueden provocar en muchos casos una pérdida irreversible de la visión.

"El óptico-optometrista es capaz de observar los signos tempranos de esas enfermedades y recomendar al paciente que acuda al especialista correspondiente, oftalmólogo, neurólogo, etcétera", afirma Martínez Moral.

Recomiendan mayor atención en el grupo de población mayor de 55 años, donde el uso de corrección visual asciende hasta el 92% del total de la población. Y es que, además de la presbicia, a partir de esta edad las personas son más propensas a sufrir esa serie de patologías oculares asociadas con el paso de los años, por lo que una visita a tiempo al óptico-optometrista ayuda a poder detectar estas graves enfermedades.