El 35% de los médicos alemanes no recomendaría sus hospitales a sus familiares y amigos

El 35% de los médicos alemanes no recomendaría sus hospitales a sus familiares y amigos
19 de septiembre de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 35 por ciento de los médicos alemanes y cerca del 20 por ciento de estos profesionales en Reino Unido e Italia no recomendarían sus hospitales a sus familiares y amigos como el lugar donde recibir los cuidados necesarios, según el informe '2018 Europe Front Line of Healthcare', realizado por Bain & Company, que incluye los resultados de una encuesta a más de 1.100 médicos de 10 especialidades diferentes y más de 150 gestores de compras en hospitales de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

De acuerdo con las interpretaciones de Bain & Company, este estudio muestra que los hospitales, las compañías farmacéuticas y los fabricantes de equipos tecnológicos médicos "continúan dependiendo de un modelo de prestación médica obsoleto, que opera bajo una presión cada vez mayor debido a la falta de personal, los recortes presupuestarios, equipos anticuados e instalaciones inadecuadas".

Como resultado, en este estudio los médicos advierten de que "no están preparados" para afrontar los retos que se avecinan, como el envejecimiento de la población y el resurgimiento de enfermedades infecciosas.

"El cambio de opinión de los médicos de mal a peor es sorprendente. Hace dos años, aunque insatisfechos con el 'status quo', la mayoría de los médicos se mostraban optimistas ante las nuevas estructuras, sistemas y nuevas herramientas, pensando que les ayudarían en el futuro a ofrecer una mejor atención a un menor coste. En 2018 esta visión sigue siendo un objetivo lejano", explica Michael Kunst, quien codirige la práctica de Healthcare de Bain & Company en Europa, Oriente Medio y África.

El informe también apunta que el ritmo de cambio en el sector de la sanidad en toda en Europa "se ha estancado". "La industria se ha mostrado reacia a adaptar nuevos enfoques en la prestación de la atención médica y las tecnologías digitales que lo hacen posible", concluyen.

El estudio evidencia que el salto en la adopción de herramientas clínicas, como el registro médico electrónico, que los médicos anticiparon hace dos años, por ejemplo, "no se ha materializado, y pocas instituciones han adaptado los nuevos modelos de gestión o de pago".

El uso de herramientas clínicas y analíticas por parte de los médicos se ha mantenido estable en un 45 por ciento durante los dos últimos años, y el uso de modelos 'risk-based' disminuyeron. Sin embargo, más del 75 por ciento de los médicos consideran que la digitalización de los datos del paciente les puede ayudar a mejorar la calidad de la atención en los próximos tres o cinco años, "siempre que los nuevos sistemas aseguren la protección de la información".

Además de los recursos inadecuados, los médicos también señalan la falta de "información imparcial, lo que impide una correcta toma de decisiones". Más del 70 por ciento dicen que están insatisfechos con la información que proporcionan las compañías farmacéuticas y fabricantes de equipos tecnológicos médicos.