28 de julio de 2006

Ver la televisión disminuye los niveles de actividad física

Ver la televisión disminuye los niveles de actividad física

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston (Estados Unidos) sobre individuos con bajos ingresos muestra que cuanto mayor es el tiempo que estas personas ocupan en ver la televisión menor es su grado de actividad física. Las conclusiones de la investigación se publican en la edición digital de la revista 'American Journal of Public Health'.

Estos descubrimientos de los efectos de la televisión sobre la actividad física son los primeros que se basan en evaluaciones objetivas realizadas mediante pedómetros en vez de en recuerdos de los sujetos del estudio sobre su actividad física.

Según señala Gary Bennett, autor principal del estudio, "está claro que cuanto mayor es el tiempo que la persona pasa viendo la televisión menor es el que se dedica a la actividad física, y en muchas comunidades de ingresos económicos bajos otros factores podrían haber influido en las decisiones de los participantes sobre el tiempo que pasan viendo la televisión".*

Según el investigador, estos factores podrían incluir el miedo al crimen urbano y el pobre mantenimiento de los parques y equipamientos deportivos, que crean barreras a las actividades realizadas en el exterior. Las personas más mayores fueron particularmente más propensas a permanecer en casa viendo la tele, lo que refleja su cada vez mayor aislamiento en la sociedad actual, señala Bennett.*

En el estudio participaron 486 integrantes de hogares con bajos ingresos de Boston. Los participantes tendían a ser negros o hispánicos, mayores y mujeres. Dos terceras partes de ellos padecían sobrepeso u obesidad y el 37 por ciento tenía una educación inferior a la escuela superior.

Para evitar las posibles inexactitudes asociadas con la información sobre la actividad física facilitada por los propios participantes, los investigadores establecieron que éstos utilizaran pedómetros durante las horas en las que caminaban para contabilizar el número de pasos que daban a diario durante cinco días. Los participantes también informaron del número de horas que veían la televisión.

Los resultados mostraron que estas personas veían la televisión una media de 3,6 horas al día, algunos informaron que no veían nada la tele mientras que otros consumían hasta 14,5 horas frente a ella los días de diario y 19 horas durante el fin de semana.

Los investigadores estiman que los niveles de actividad diaria recomendada se aproximan a kis 10.000 pasos al día medidos con un pedómetro. En el estudio actual, sobre una media diaria, cada hora de televisión vista estuvo asociada con 144 pasos menos caminados o una media de 520 pasos menos al día para aquellos que pasaron 3,6 horas viendo la televisión.

Además, por cada hora de televisión que veían, los participantes eran un 16 por ciento menos propensos a alcanzar el objetivo de los 10.000 pasos por día. Para aquellos que vieron 3,6 horas de media de televisión al día, sus probabilidades de realizar 10.000 pasos diarios fueron un 47 por ciento menores que aquellos que no veían la tele.