19 de noviembre de 2014

Validan el uso de ratones para testar fármacos por tener un genoma similar al de los humanos

Validan el uso de ratones para testar fármacos por tener un genoma similar al de los humanos
CRG

BARCELONA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un consorcio de investigación internacional con participación del Centro de Regulación Genómica (CRG) ha validado la utilidad de los ratones para testar nuevas terapias y fármacos, teniendo en cuenta que tienen un genoma similar al de los humanos.

La validación, fruto de un estudio publicado en la revista 'Nature', se basa en una descripción exhaustiva de los elementos funcionales del genoma de los ratones y su comparación con el genoma humano, ha informado este miércoles el CRG en un comunicado.

El ratón es uno de los modelos animales más utilizados para estudiar la biología humana y se usa para crear modelos de enfermedades humanas y probar nuevos fármacos y terapias, ha destacado uno de los investigadores principales del trabajo y coordinador del programa Bioinformática y Genómica en el CRG, Roderic Guigó.

El estudio valida en buena parte la utilidad de este modelo animal y ofrece un "enorme apoyo" para su uso en enfermedades humanas, debido a que constata que hay muchos procesos celulares que están muy conservados en ambas especies, como por ejemplo en el desarrollo embrionario.

"Conocer estas similitudes permitirá hacer estudios más precisos de biología humana", ha explicado Guigó, que ha concretado que el trabajo internacional ha descubierto las claves que podrían explicar por qué algunos procesos y sistemas en los ratones, como el sistema inmunitario, el metabolismo y la respuesta al estrés, son tan diferentes cuando se trata de los humanos.

DATOS PARA LOS CIENTÍFICOS

Los científicos han detallado las partes funcionales del genoma del ratón y las han comparado con las de los humanos: de ello ha resultado un conjunto de datos --ahora a disposición de la comunidad científica-- que será relevante para la investigación en la biología de los mamíferos, así como para estudiar los mecanismos de las enfermedades humanas.

Los resultados de esta comparativa examinan los procesos genéticos y bioquímicos que regulan la actividad del genoma en humanos y ratones, y concluyen que, en general, los sistemas que sirven para controlar la actividad del genoma son muy similares en ambas especies y que se han conservado a lo largo del tiempo.