27 de julio de 2015

Valentín Fuster: En EE.UU se "aprecia" al investigador más que en España, "aunque estamos mejor que hace 15 años"

Valentín Fuster: En EE.UU se "aprecia" al investigador más que en España, "aunque estamos mejor que hace 15 años"
BERBES

SANTANDER, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y del Instituto Cardiovascular del Centro Médico Mount Sinai de Nueva York (Estados Unidos), el español Valentín Fuster, ha lamentado que "en Estados Unidos se aprecia al investigador" más que en España porque "cuando hay premios a los cien mejores, veinte son investigadores", lo que no sucede, según ha denunciado, en nuestro país "aunque estamos mejor que hace 15 años".

   En una entrevista concedida a Europa Press con motivo de un curso magistral sobre cardiología que ha impartido el lunes y el martes de esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, Fuster comentado que esta distinción se debe a las diferencias existentes en "la cultura de la investigación", que en España "ha tardado en darse".

   Así, ha explicado que la investigación en España es, "en proporción, más clínica y centrada en el paciente", mientras que en Estados Unidos tiende a ser "más a nivel molecular y genético".

   Y además de esta diferencia cultural a nivel de reconocimiento, también ha criticado que la sociedad española "tiene un problema de conducta" a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares con buenos hábitos de vida.

   "El gran reto que tenemos es cómo transmitir a la sociedad que es importante que tengamos conciencia porque toda la raíz está en que no nos cuidamos lo suficiente y no tenemos la conciencia de que somos vulnerables", ha manifestado.

   No obstante, Fuster ha comentado que "la juventud responde bien" a estas llamadas de atención, pero que, a su juicio, el problema es que "los mayores no ponemos suficiente atención".

   En este sentido, ha recordado su iniciativa de becar a estudiantes de Bachillerato porque "a la juventud lo que tenemos que hacer es motivarla", pero ha añadido que "el problema es que no estoy seguro de que la sociedad adulta sea consciente del impacto que puede tener en la juventud".

   De este modo, ha reivindicado que "la motivación es la investigación y el desarrollo", que están presente "mucho" en personas jóvenes a las que, ha añadido, "se les puede" motivar para que consigan hacer lo que quieren.

ESTUDIOS CLÍNICOS PARA COMPROBAR QUE LA POLIPÍLDOR PREVIENTE INFARTOS

   Por otro lado, ha asegurado que con la polipíldora 'Trinomia' --nombre con el que se conoce en España desde hace unos meses-- que se receta a los pacientes que han sufrido un infarto "aumenta la adherencia" al tratamiento y "disminuye el coste" del tratamiento postinfarto.

   A este respecto, ha recordado que es la primer polipíldora que se ha desarrollado y que es "más barata que las píldoras separadas", en referencia a las tres pastillas que toman los pacientes que han sufrido un infarto y que contienen aspirina, una estatina y un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (IECA).

   En este sentido, ha afirmado que es "más fácil" que los pacientes tomen una sola píldora y no tres y ha recordado que "un 50% de los infartos" se produce "por dejar de tomar las píldoras a los seis meses" porque, por ejemplo, el paciente "está deprimido". "La polipíldora ayuda porque es muy sencilla", ha proclamado.

   Asimismo, ha comentado que actualmente hay en marcha tres estudios distintos "que van a mirar el terreno clínico, si es verdad que vamos a prevenir los infartos y las recurrencias tomando una píldora única con todos los componentes", que son Atorvastatina, Ácido Acetilsalicílico y Ramipril. "Creemos que sí, naturalmente, pero estos son tres estudios que vamos a hace ahora", ha apuntado.

   Preguntado también sobre sus actuales investigaciones acerca de la hipertensión pulmonar primaria, ha sostenido que "hay que ir con cuidado" porque es una enfermedad que "sobre todo" afecta a las mujeres. "Estamos estudiando el papel que tienen los coágulos de sangre en esta enfermedad", ha explicado.

LA CLÍNICA, LA INVESTIGACIÓN Y LA ECONOMÍA, LÍNEAS GENERALES ACTUALES

   Sobre las líneas generales actuales de la cardiología actual, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación (1996) ha concretado que se basan en tres puntos: el clínico, el de investigación y el económico.

   En cuanto al clínico, ha comentado que hay un movimiento "muy intenso" desde la enfermedad hasta la promoción de la salud, lo que tiene una "base económica".

   Sobre este aspecto económico, Fuster ha alertado de que es "el que más preocupa" porque las enfermedades del corazón son "la primera causa de mortalidad a nivel mundial", ya que aunque "hemos empezado a bajar la mortalidad a una edad específica", por ejemplo, a los 60 años, los pacientes acaban muriendo unos años más tarde.

   Este margen de "seis o siete años" que se ha ganado en las últimas tres décadas ha sido gracias a un gasto económico "impresionante" desde el punto de vista de los tratamientos, tal y como ha remarcado y ha advertido de que "es muy difícil que podamos seguir así". "Con lo cual, la base está en movernos en un terreno mucho más prematuro, empezando con niños", ha defendido.

   "Lo que es caro es la medicina, no la investigación. El gasto médico de tratar la enfermedad es muy caro y cada vez lo es más porque se utiliza tecnología nueva. Esto no tiene nada que ver con la investigación, que es un soporte económico que lo han de hacer los países y es la base económica de un país", ha explicado.

   En cuanto a las otras dos líneas, ha destacado que clínicamente las investigaciones actuales se basan en "movernos del cerebro al corazón" debido a nuevos hallazgos que demuestran que "la pequeña circulación cerebral está afectada por los mismos factores de riesgo que las arterias del corazón".

   "Hoy sabemos, creo que con bastante certidumbre, que la gran preocupación de enfermos que tienen enfermedad degenerativa cerebral es debido a los neurofactores de riesgo que han atacado a las arterias grandes y están atacando a las pequeñas", ha explicado.

   En cuanto a los factores de riesgo, Valentín Fuster ha señalado varios como la obesidad o el tabaco, "pero el problema es que intervienen sobre todo la diabetes y la presión arterial".