18 de junio de 2014

Vacaciones en el paraíso: viajar sin temor a enfermedades tropicales

Vacaciones en el paraíso: viajar sin temor a enfermedades tropicales
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Jun. (Infosalus/EP) -

   Una de cada diez personas que viaja al extranjero vuelve con algún problema de salud y acude a consulta para recibir atención médica por lo que la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) aconseja tomar medidas preventivas e informarse en centros especializados si se va a realizar algún viaje fuera de España, sobre todo si es a un país tropical.

   El doctor Rogelio López-Vélez, portavoz de la SEIMC y experto en Medicina Tropical del Hospital Ramón y Cajal, recuerda que "el incremento del número de viajeros, incluso de mayor riesgo como personas ancianas o enfermos crónicos, sumado a los inmigrantes, ha hecho que las infecciones tropicales sean cada vez más frecuentes como motivo de consulta en la asistencia primaria, en la especializada y en las urgencias". Por este motivo, "antes de realizar un viaje a países tropicales es necesario acudir a un centro de vacunación internacional con 8 semanas de antelación", concluye el experto.

   Centros especializados y algunos hospitales con expertos infectólogos y microbiólogos de guardia todos los días del año, como el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, permiten una atención adecuada a las personas afectadas.

   Para evitar la sorpresa de volver con una enfermedad contraída durante el viaje, la SEIMC realiza una serie de recomendaciones básicas, sobre todo si se trata de un destino tropical o subtropical:

   1. Acudir a un centro especializado en vacunación internacional ocho semanas antes de emprender el viaje para informarse de las vacunas y tratamientos apropiados para su destino así como de las precauciones que hay que tomar en determinadas áreas geográficas.

   2. Realizar profilaxis del paludismo o malaria: tomar fármacos preventivos cuando estén indicadas.

   3. Recibir las vacunas requeridas según el país de destino y el tipo de viaje que se realice, y hacerlo con tiempo ya que las vacunas suelen tardar un tiempo en hacer efecto.

   4. Usar repelentes, mosquiteras y ropa adecuada para evitar las picaduras de los mosquitos.

   5. Tener precaución a la hora de ingerir alimentos ya que deben estar siempre bien cocinados, beber sólo bebidas embotelladas y lavarse las manos antes de manipular cualquier alimento.

   6. Disponer de un botiquín con los medicamentos recomendados por el médico.

   7. Contar con un buen seguro médico que cubra cualquier emergencia.

   Las enfermedades importadas, que afectan tanto a los viajeros intercontinentales como a inmigrantes, exigen el trabajo en equipo de diferentes profesionales, especialmente infectólogos y microbiólogos.  En palabras del doctor José A. Pérez Molina, portavoz de la SEIMC y experto en Medicina Tropical del Hospital Ramón y Cajal, "las patologías importadas han dejado de ser un problema de salud exótico para convertirse en un problema de salud con entidad propia. Esto se debe a que vivimos en un mundo cada vez más globalizado, donde hay permanentes desplazamientos de personas".

LAS ENFERMEDADES TROPICALES MÁS COMUNES

   La diarrea del viajero es el trastorno de salud más frecuente en viajeros, ya que entre el 40 y el 60% experimenta un episodio de diarrea durante el viaje.

   La malaria o paludismo, una enfermedad transmitida por los mosquitos, es la patología importada más relevante por su potencial gravedad si no se diagnostica y trata con rapidez y es la causa más frecuente de muerte evitable en viajeros. De hecho, es una enfermedad endémica en 104 países de regiones tropicales y subtropicales y provoca 660.000 muertes anuales en el mundo.

   Otras enfermedades que son transmitidas por picaduras de mosquito son el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla. Para esta última existen vacunas pero para la mayoría de las infecciones transmitidas por mosquitos, como en el caso del dengue y del chikungunya, no existen medidas específicas de prevención por lo que se recomienda seguir algunas normas preventivas generales, advierten los expertos. Para evitarlas se deben usar repelentes de mosquitos y ropa de color claro que cubra hasta las muñecas y los tobillos.