28 de julio de 2020

Urkullu traslada al embajador británico su "inquietud" porque la situación no es igual en todas las Comunidades

Euskadi teme el efecto "reputacional" de una medida "indiscriminada" que "carece de fundamento objetivo y razonable"

BILBAO, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha trasladado al embajador de Reunido Unido en España su "inquietud" por las medidas adoptadas respecto al conjunto del país, debido a la pandemia, cuando la situación y las medidas de salud pública "son distintas" en las Comunidades Autónomas.

Además, le trasladó su preocupación por el efecto "reputacional" y la posible repercusión en otros sectores de una medida "indiscriminada" que "carece de fundamento objetivo y razonable", según el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka.

Erkoreka se ha referido de esta forma a la decisión de Gran Bretaña a aplicar la obligación de la cuarentena para todos los turistas que hayan permanecido en España, independientemente de cuál haya sido su destino en el país.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, ha manifestado su preocupación por las decisiones anunciadas por las autoridades británicas que, -"tengan una incidencia mayor o menor" en Euskadi-, "lo cierto es que sí tiene un efecto reputacional que puede ser relevante" y afectar a "otros países y otros sectores".

"No nos parece correcto suponer que en todas las Comunidades autónomas la situación es exactamente la misma desde el punto de vista epidemiológico o que puede entrañar la apertura de comunicación con cada territorio", ha manifestado.

A su juicio, resulta "evidente" que la situación "es distinta" y que la gestión de la salud pública "se está llevando a cabo también de manera descentralizada". "Una decisión indiscriminada, que da por supuesto que todas las Comunidades autónomas se encuentran en la misma situación, es una decisión que carece de fundamento objetivo y razonable", ha señalado.

EMBAJADOR

Ante esta situación, según ha desvelado, el propio Lehendakari mantuvo ayer una conversación con el embajador del Reino Unido en España, al que le transmitió su inquietud por "esta cuestión, por el hecho de que las autoridades hayan tomado una decisión que no toma en consideración la diversidad de situaciones sanitarias y circunstancias entre las diferentes Comunidades autónomas" y pretende ser "única y uniforme".

Urkullu le insistió en que, tanto la situación epidemiológica como las medidas de salud pública que se adoptan en unos y otros territorios, "son distintas" y le expresó su preocupación por el "efecto reputacional" en la imagen del País Vasco en el exterior. "Una imagen que podría afectar a otros Estados y también a otros sectores que no son exactamente el turismo", ha afirmado.