31 de julio de 2019

UNICEF reivindica que las políticas de conciliación son "fundamentales" para aumentar las tasas de lactancia

UNICEF reivindica que las políticas de conciliación son "fundamentales" para aumentar las tasas de lactancia
Lactancia, dar el pecho, recién nacidoCEDIDA / MEDELA - ARCHIVO

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

UNICEF ha reivindicado que las políticos familiares de conciliación, como el permiso parental remunerado y las pausas para poder alimentar los hijos durante el trabajo, resultan "fundamentales" para aumentar las las tasas de lactancia materna en todo el mundo.

"Los beneficios para la salud, sociales y económicos de la lactancia materna, para la madre y el niño, están bien establecidos y aceptados en todo el mundo. Sin embargo, casi el 60 por ciento de los bebés se están perdiendo los seis meses recomendados de lactancia materna exclusiva. A pesar de sus beneficios, lugares de trabajo en todo el mundo niegan a las madres el apoyo que tanto necesitan. Necesitamos una inversión mucho mayor en licencia parental remunerada y apoyo a la lactancia materna en todos los lugares de trabajo para aumentar las tasas de lactancia materna a nivel mundial", asegura la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Desde apoyar el desarrollo saludable del cerebro en bebés y niños pequeños, proteger a los bebés contra las infecciones, disminuir el riesgo de obesidad y enfermedades, reducir los costes de atención médica y proteger a las madres lactantes contra el cáncer de ovario y cáncer de mama, los beneficios de la lactancia materna para niños y madres "están muy extendidos", defiende UNICEF con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Según sus datos, solo 4 de cada 10 bebés fueron amamantados exclusivamente en los primeros seis meses de vida en 2018. En comparación, estas tasas fueron más de la mitad (50,8%) en los países menos desarrollados. Las cifras más altas se encontraron en Ruanda (86,9%), Burundi (82,3%), Sri Lanka (82%), Islas Salomón (76,2%) y Vanuatu (72,6%).

La investigación también muestra que los bebés en áreas rurales tienen niveles más altos de lactancia materna exclusiva que los bebés urbanos. Así, en los países de ingresos medios altos superiores, las tasas de lactancia materna exclusiva fueron las más bajas con un 23,9 por ciento, habiendo disminuido del 28,7 por ciento en 2012.

Por otra parte, UNICEF recuerda que la lactancia materna en el trabajo funciona: "los descansos regulares de lactancia durante las horas de trabajo para acomodar la lactancia materna, y un entorno de lactancia materna de apoyo que incluye instalaciones adecuadas permiten a las madres continuar la lactancia materna exclusiva durante seis meses, seguido de la lactancia materna complementaria apropiada para la edad".

Pese a todo, lamentan que las mujeres que trabajan no reciben suficiente apoyo para continuar amamantando. "En todo el mundo, solo el 40 por ciento de las mujeres con recién nacidos tienen incluso los beneficios de maternidad más básicos en su lugar de trabajo. Esta disparidad se amplía entre los países de África, donde solo el 15 por ciento de las mujeres con recién nacidos tienen algún beneficio para apoyar la continuación de la lactancia materna", critican.

Además, inciden en que "muy pocos países" otorgan permisos de paternidad remunerados, pese a que las normas del Convenio de Protección de la Maternidad 2000 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) incluyen al menos 14 semanas, y se recomienda a los países al menos 18 semanas. Sin embargo, solo el 12 por ciento de los países de todo el mundo ofrecen un permiso de este tipo remunerado, según los datos de UNICEF.

Contador

Lo más leído