26 de febrero de 2015

La única unidad española que aborda crisis en drogodependientes atiende a 2.200 pacientes

TERRASSA (BARCELONA), 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Crisis para tratar las drogodependencias del Hospital Mútua de Terrassa ha atendido a más 2.200 personas desde 2006 y hasta 2014, según han informado este jueves los responsables de este servicio asistencial único en todo el estado y gestionado por la Fundación Alba.

Este es el principal dato que se ha dado a conocer en el marco de la Jornada 'Crisis en la crisis', orientada a encontrar dispositivos asistenciales sostenibles dirigidos a drogodependientes y que sean adaptables a la nueva realidad social del siglo XXI.

La jornada, que se celebra en el Edificio Docente del Hospital Universitario Mutua de Terrassa, quiere poner en común el modelo holandés con respecto a los llamados Centros de Crisis, un ejemplo de éxito y referente internacional.

La directora de la Fundación Alba, Maruja Rambla, ha explicado a Europa Press que este servicio egarense, que atiende a una media de 300 pacientes anuales, permite reaccionar de forma rápida ante episodios críticos en los que corre peligro la vida de la persona.

"La unidad permite llevar a cabo ingresos en 24 horas cuyo objetivo inicial es realizar un plan de choque para pacientes que realmente están muy mal, por ejemplo que sufren una sobredosis y que suelen presentar otros problemas psiquiátricos o sociales", comenta

El servicio dispone de personal médico, psicólogos especializados y asistentes sociales para dar respuesta a estas situaciones complejas: "Lo primero es parar el golpe y tratar a esa persona a lo largo de una semana en la que se analiza su estado y se elabora un plan de salida que puede ir desde el ingreso en otro centro hasta la reinserción social o la reestrucutración familiar", comenta Rambla.

La directora de la asociación ha añadido que cada enfermo recibe un tratamiento adecuado a sus necesidades y asegura que este sistema logra salvar muchas vidas y conseguir que estos individuos puedan "volver a hacer vida normal".

ENVEJECIMIENTO Y CRONIFICACIÓN

Rambla también ha señalado que en los últimos años se ha detectado un envejecimiento de los pacientes drogodependientes y ha alertado de que el perfil de estas personas es el de individuos con pocos recursos.

"El avance en el tratamiento y la mejora asistencial ha llevado a la cronificación de algunos pacientes que se encuentran en una situación estable", explica Rambla que pone como ejemplo los que toman metadona.

A pesar de ello, ha advertido de que "la principal drogodependencia en Catalunya es el alcohol y que cada vez hay más personas mayores sin recursos que necesitan esta unidad de crisis de corta duración que permite el ingreso en 24 horas".

Asimismo, ha subrayado que existen nuevas tipologías de consumo como los que van ligados a los jóvenes y sobre los que también debe de ponerse especial atención.