13 de enero de 2006

La UE propone combatir la gripe aviar centrándose más en la salud los animales

La UE propone combatir la gripe aviar centrándose más en la salud los animales

TOKIO/BRUSELAS, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El esfuerzo internacional de ayuda a los países pobres asiáticos a responder a la amenaza de una pandemia desencadenada por el virus de la gripe aviar debería centrarse más en la salud animal en lugar de en el almacenamiento de antivirales para los humanos, según advirtió hoy el representante de la UE en la conferencia que se celebra en Tokio sobre esta enfermedad, Patrick Deboyser.

Los países donantes presentes en esta cita que busca poner al día la preparación de los países para contener un posible brote de pandemia indicaron que están dispuestos a aportar millones de euros para este esfuerzo, pero difieren sobre cómo debería gastarse ese dinero.

Los expertos creen que la cepa H5N1 del virus de la gripe aviar, que ha afectado a la población aviar en Asia y se ha cobrado 76 muertos en este continente y otros tres en Turquía, podría desencadenar una pandemia si muta a una forma que fuera transmitirse con facilidad entre personas.

Muchos gobiernos han estado almacenando el medicamento antiviral Tamiflu, que los científicos consideran la mejor medicina disponible contra una posible pandemia, que podría propagarse con rapidez y matar a millones de personas, pero, según Deboyser, es preferible luchar contra la gripe aviar en su fuente, los animales, y en los países asiáticos donde se han producido ya serios brotes.

"Esta enfermedad, la enfermedad animal, está afectando realmente todos los que viven en estos países", afirmó. "No estoy diciendo, y no es nuestro punto de vista, que el almacenamiento no tenga sentido, pero nuestra prioridad está en otro sitio por el momento", aseveró.

Por ello, dijo que la UE no financiará los esfuerzos por almacenar medicamentos antivirales en la región, precisó, explicando que en lugar de ello quiere que su dinero se gaste en mejorar los servicios veterinarios, incluida las instalaciones de detención y laboratorios.

Por su parte, el representante del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidense, James Le Duc, indicó a los delegados en la conferencia que Estados Unidos está comprometido a hacer una inversión sustancial para ayudar a construir un 'stock' regional de medicamentos. Japón también anunció donará 500.000 tratamientos de Tamiflu.

Los expertos sanitarios creen que los medicamentos podrían ayudar a detener la propagación de una cepa de gripe pandémica si la gente de las zonas afectadas son tratadas lo suficientemente rápido. Un encuentro internacional hace dos meses en Ginebra identificó un agujero de financiación de unos 1.500 millones de dólares (1.240 millones de euros) que los países necesitan en los próximos tres años para prepararse adecuadamente para una potencial pandemia.

Un encuentro previsto para la próxima semana en Beijing determinará si esa cifra puede conseguirse, pero el director regional de Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Shigeru Omi, se mostró esperanzado de que llegará el apoyo necesario.

"No puedo adelantarme a la decisión de las agencias donantes (...) pero soy bastante optimista de que se dará mucho apoyo por diferentes mecanismos para áreas definidas", afirmó. "Si se compara mi optimismo ahora con hace dos años, es incomparable", añadió.

PLAN DE REACCION RAPIDA

La OMS estima que los países tendrán dos o tres semanas para reducir o posiblemente controlar el inicio de una pandemia de gripe aviar. Según este responsable, es vital para todos los países asiáticos contar con planes de respuesta rápida en marcha y subrayó que los países pobres como Camboya o Laos necesitan más ayuda en este punto.

Por su parte, David Reddy, representante de la farmacéutica Roche que fabrica el Tamiflu, indicó a los presentes en la conferencia que la compañía ha donado suficientes dosis de este medicamento a la OMS como para tratar a tres millones de personas y que donará más.

Roche produjo 55 millones de tratamientos el año pasado y se espera que fabrique 150 millones de tratamientos este año y el doble de esa cifra en 2007, explicó. Además, habrá muchas más dosis disponibles tras la concesión de licencias a dos compañías, la china Shanghai Pharmaceutical y la india Hetero Drugs, de poder producir este medicamento, añadió.

AYUDA DE LA COMISIÓN

La Comisión Europea (CE) comprometerá un total de 80 millones de euros en la lucha contra la gripe aviar en los países menos desarrollados, especialmente en Asia, como aportación a la Conferencia Internacional de Donantes sobre Gripe Aviar que tendrá lugar en Beijing los próximos 17 y 18 de enero.

Esta cantidad se sumará a las aportaciones individuales que hagan los Estados miembros de la UE y a las de los donantes que se espera acudan a la cita en la capital china. se espera la presencia de 90 países, así como 25 organizaciones, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Salud Animal (OIE) o la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El comisario de Salud y Protección del Consumidor, Markos Kiprianou, que representará a la Comisión Europea en la Conferencia de Beijing, admitió en rueda de prensa en Bruselas que la gripe aviar es una "amenaza global que requiere una respuesta global".

Kiprianou puso también el acento en las consecuencias socioeconómicas de la extensión de la enfermedad y recordó, a modo de ejemplo, que el brote de gripe aviar detectado en Países Bajos en 2003 le supuso a la economía holandesa unas pérdidas de 150 millones de euros.

Además, resaltó que la ayuda a los países afectados no es sólo una cuestión de solidaridad sino también un "mecanismo de defensa" de la UE. Reforzar la vigilancia, el seguimiento y garantizar la información internacional son aspectos que también se abordarán en Beijing, según el comisario.

Indicó que el control sobre las aves a nivel europeo está funcionando "eficazmente" y que ahora el esfuerzo se centra en combatir la enfermedad y evitar que se propague así como aprender cómo se comporta el virus.

"No queremos que llegue a convertirse en una enfermedad humana con efectos devastadores", añadió tras subrayar la necesidad de aumentar la investigación. Igualmente, apuntó como aspecto positivo que el virus no se ha transformado en un virus transmisible entre humanos. "De momento no hay ninguna indicación de que el virus haya mutado", sentenció.

PREVENCION

Por su parte, la comisaria de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, se mostró partidaria de invertir en prevención y en atajar las fuentes de la enfermedad para evitar una posible pandemia.

Asimismo, defendió la necesidad de reformar los sistemas ganaderos de los países afectados, para lo cual calculó que se necesitará una inversión de 1.200 millones de euros durante los próximos tres años.

Ferrero-Waldner también planteó aprovechar la cita de Beijing para que los países participantes tengan reuniones paralelas y se establezcan acuerdos de asociación para coordinar las medidas de lucha contra la gripe aviar, tal y como ha propuesto el presidente norteamericano, George W. Bush.