11 de febrero de 2006

La UE confirma la presencia de la cepa más mortífera de la gripe aviar en Grecia y Bulgaria

BRUSELAS, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea (CE) confirmó hoy la presencia de la cepa más mortífera del virus de la gripe aviar en Grecia y Bulgaria, mientras que las autoridades italianas han informado al Ejecutivo comunitario de que han detectado la cepa del virus H5N1 en los restos analizados de varios cisnes muertos en Sicilia y Calabria.

Grecia es el primer país miembro de la Unión Europea afectado por la gripe aviar desde que se detectaron los primeros brotes de la epizootia el pasado verano. A Grecia podría sumarse en breve Italia si el laboratorio de referencia de la UE confirmara los resultados de las autoridades italianas.

En un comunicado emitido hoy, la Comisión Europea señala que el resultado de los test efectuados por el laboratorio de referencia de Weybridge (Reino Unido) confirma que el brote detectado en Grecia es el altamente patógeno H5N1.

Los resultados proceden de las muestras tomadas a tres cisnes salvajes hallados muertos en Tesalónica y Pieria a principios de esta semana. Dado que la Comisión adoptó ayer medidas de precaución en la zona, de momento no se contemplan medidas adicionales en Grecia.

Asimismo, confirma este mismo resultado en Bulgaria, donde también fueron hallados muertos cisnes salvajes en la región de Vidin, cerca de la frontera con Rumanía, la pasada semana. Las autoridades búlgaras han puesto en conocimiento de Bruselas otro caso sospechoso cerca del Mar Negro.

PROHIBICIONES

Ante ello, el Ejecutivo comunitario planteará al Comité de la Cadena Alimentaria, que se reunirá la próxima semana, prohibir la importación de pollos y pájaros vivos, plumas, carne y derivados, huevos y plumas sin tratar procedentes de las zonas búlgaras afectadas por la enfermedad. En la actualidad la UE ya no importa pollo ni productos derivados del mismo.

Por otro lado, la Comisión Europea indica que las autoridades italianas informaron hoy al Ejecutivo comunitario de que se ha confirmado la presencia de la cepa del virus de la gripe aviar más mortífera en unos cisnes muertos hallados en la costa este de Sicilia y en Calabria.

El laboratorio de Padua, laboratorio de referencia de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) confirmó este dato tras dar positivo los análisis preliminares efectuados a los cisnes en los laboratorios de Palermo, Portici y Foggia.

Las autoridades italianas se han comprometido a aplicar de manera inmediata las mismas medidas de precaución que estableció la Comisión en relación a Grecia y el Ejecutivo comunitario adoptará las mismas medidas el lunes respecto a Italia.

Las medidas aplicadas por Italia son, como en el caso de Grecia, el establecimiento de un área de riesgo de tres kilómetros de protección alrededor del foco hallado y otra zona de vigilancia de diez kilómetros.

ZONA PROTEGIDA

En la zona protegida las aves deben permanecer en el interior de las instalaciones y se prohíbe la venta de carne fuera de la zona, salvo para aquellos productos que han pasado todos los controles exigidos por las autoridades comunitarias.

En las dos zonas, la de vigilancia y la de seguridad, se han reforzado las medidas de bioseguridad, se prohíbe la caza y se debe concienciar a los criadores de pollos y sus familias sobre la enfermedad.

La situación sobre la gripe aviar en Italia y otros países afectados será revisada por el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y la Salud Animal en su reunión de los próximos 16 y 17 de febrero en Bruselas.