4 de noviembre de 2006

El TSXG condena a Sanidade a pagar 60.000 euros al viudo de una mujer no diagnosticada a tiempo de un tumor maligno

La mujer falleció en Ferrol en 2003 y su familia reclamaba una indemnización de 180.000 euros

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) condenó a la Consellería de Sanidade a pagar un total de 60.000 euros al viudo e hijas de una mujer que falleció después de que se le hubiese diagnosticado como benigno un tumor que tenía carácter maligno.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la mujer, de 46 años de edad, ingresó de urgencia en el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol en 1998, donde se le diagnosticó una apendicitis aguda de la que fue operada ese mismo día.

Tras la operación, los facultativos cometieron un "error de diagnóstico", ya que se detectó una masa que, aunque en ese momento fue considerada un tumor benigno, en 2003 fue revisada por el jefe de servicio del centro, quien determinó que se trataba de un tumor maligno que requería ser tratado como tal.

Por tanto, según la sentencia, de haberse producido el diagnóstico adecuado, debía haberse realizado a la paciente una laparotomía exploradora, ya que "pese a ser posible que en ese caso se hubiera desarrollado la carcinomatosis peritoneal -que acabó con la vida de la paciente en noviembre de 2003-, tal posibilidad hubiera sido más reducida".

Además, la resolución judicial incluye el parecer al respecto del Consello Consultivo, que considera que en este caso no se logró el "umbral mínimo estandarizado" de funcionamiento del servicio sanitario porque "no se evaluó correctamente" la gravedad del proceso que padecía la mujer y "no se apuraron" las posibilidades de utilización de medios terapéuticos "racionalmente exigibles a los facultativos".

Ante todos estos datos, el TSXG falló el pasado 25 de octubre la estimación parcial de la reclamación presentada por el viudo e hijas de la fallecida, ya que, aunque habían solicitado una indemnización de 180.304 euros, la resolución finalmente fijó esta cantidad en 60.000 euros