21 de febrero de 2012

El TSJC archiva la denuncia contra la Generalitat por "presionar" a los médicos a hablar catalán

Los denunciantes acusan al Tribunal de no aplicar la Ley de forma objetiva

El TSJC archiva la denuncia contra la Generalitat por "presionar" a los médicos a hablar catalán
JUSTICIA

BARCELONA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha archivado la denuncia interpuesta por la asociación Preeminencia del Derecho contra la Generalitat a la que acusaba de "presionar" a los médicos catalanes para que hablen catalán a través de la Conselleria de Salud.

La asociación Preeminencia del Derecho, a través del abogado José Luis Mazón --uno de los impulsores de la querella contra el exjuez Baltasar Garzón en la causa de los cursos de Nueva York-- denunció a la Generalitat por prevaricación, al percibir "arbitrariedad notoria en contra de la cooficialidad de las lenguas catalana y castellano" en Catalunya, según el escrito que remitió al TSJC.

En el mismo texto consideraban que "la norma es abiertamente irracional y una tiranía contra el legítimo uso del castellano en los espacios sanitarios", y se basaban en una noticia publicada por El País con el título 'La Generalitat presiona a los médicos para que hablen en catalán' que remitieron al TSJC anexo a la denuncia.

Sin embargo, el TSJC ha sentenciado que en el artículo de prensa "no consta que se condicione la efectiva prestación de servicio ni tampoco que se haya sancionado a nadie por el hecho de no cumplir el supuesto protocolo".

El TSJC ha lamentado también que la asociación denuncie al "titular" de la Conselleria de Salud sin describir la conducta que se pretende imputar a esta persona --supuestamente aforado-- pero sin mencionar su nombre en ningún sitio.

Preeminencia del Derecho ha cargado contra el TSJC, a quien ha acusado de no aplicar la Ley de forma objetiva sino de basarse "en criterios de defensa a ultranza de la lengua catalana".

Esto queda demostrado, según la asociación, por el hecho de que el TSJC haya redactado el auto en catalán y no sea bilingüe, pese a que Preeminencia del Derecho está ubicada en Murcia "que si bien fue de lengua árabe por cinco siglos nunca lo fue de catalán".