28 de septiembre de 2009

Trinidad Jiménez insiste en que la píldora postcoital "no debe utilizarse como un método anticonceptivo habitual"

CEUTA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, defendió hoy en Ceuta la dispensación sin receta de la píldora postcoital, que a partir de hoy podrá adquirirse en las farmacias sin prescripción médica, como una forma de "evitar embarazos no deseados" y de igualar el acceso a este fármaco de todas las españolas, con independencia de su lugar de residencia. No obstante, insistió en que "no debe utilizarse como un método anticonceptivo habitual".

En declaraciones a los medios tras inaugurar oficialmente el nuevo Hospital Universitario de la ciudad autónoma, la ministra recordó que, a la vista de que la denominada píldora del día después ya podía obtenerse "gratis" en centros de planificación familiar de algunas comunidades, pero que en otras era complicado incluso conseguir receta durante los fines de semana, "era importante facilitar el acceso a la misma de todas las mujeres, con independencia de dónde vivan, porque es fundamental tomarla durante las primeras 72 horas tras mantener una relación sexual".

Jiménez hizo especial hincapié en distinguir la necesidad de lograr "equidad en el acceso a la píldora para evitar embarazos no deseados" y su uso como anticonceptivo de manera habitual.

"Es necesario que se sepa que es un método anticonceptivo de emergencia, sólo eso, y que su uso debe enmarcarse en una política de educación sexual y reproductiva que fomente la utilización de otros métodos porque, además, este no evita las enfermedades de transmisión sexual, otro de los objetivos de nuestra estrategia global en esta materia", concluyó.