6 de diciembre de 2007

Tres niños contraen hepatitis C en sesiones de hemodiálisis en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona

BARCELONA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Tres niños de entre 3 y 12 años se contagiaron este año de hepatitis C en el área de hemodiálisis del Hospital Maternoinfantil de Vall d'Hebron de Barcelona debido a un fallo higiénico, según informó hoy a Europa Press un portavoz de la Conselleria de la Generalitat.

Los pequeños, que se infectaron con material contaminado, pueden no ser los únicos, según señaló hoy el hospital, otros 18 menores recibieron diálisis en el mismo periodo y pudieron haberse contagiado.

De los 18 niños, 14 están libres de virus, mientras que las otras cuatro familias aún no han acudido al centro, según informó hoy 'El Periódico de Catalunya'.

NO VEN NEGLIGENCIA DEL PERSONAL SANITARIO

La dirección del hospital investiga la cadena de contagios desde hace semanas y ha descartado que se trate de una negligencia del personal sanitario. Atribuyó el episodio a un hecho accidental debido a la potente ubicuidad del virus de la hepatitis C en las unidades de diálisis.

La responsable de Medicina Preventiva de Vall d'Hebron, Magda Campis, explicó que "es muy frecuente que el virus de la hepatitis C esté en unidades de hemodiálisis, ya que entre el 10 por ciento y el 30 por ciento de quienes se dializan están infectados". "Ningún servicio de diálisis puede garantizar que no le pasará lo que ha ocurrido aquí", agregó.

LOS INFECTADOS SE SOMETERÁN A TRATAMIENTO.

El foco inicial del contagio, detectado en marzo en un niño de 3 años, se atribuye al instrumental de diálisis renal con que se estaba atendiendo a otro chico de 15 años, del que los médicos ya conocían su infección de hepatitis C.

Este virus tiene un periodo de latencia de hasta seis meses y, por ello, están citando a los niños dializados en el último año. La hepatitis C puede permanecer en la sangre de los afectados sin causar síntomas hasta que alcanzan la adolescencia.

Estos niños deberán recibir controles periódicos de su función hepática e iniciar un tratamiento con interferón una vez ésta se desequilibre.