5 de octubre de 2006

Tres cuartas partes de las depresiones que se diagnostican en España son moderadas

Tres cuartas partes de las depresiones que se diagnostican en España son moderadas

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tres cuartas partes de las depresiones que se diagnostican en España son moderadas, a pesar de lo cual, esta enfermedad supone "pérdidas económicas para la sociedad" porque son una de las "primeras causas de baja laboral en España", según el doctor Jerónimo Sáiz, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal.

La Organización Mundial de la Salud estima que una de cada diez personas padecen depresión, una enfermedad que se ha convertido ya en una de las de mayor prevalencia en la población y que en España sufren cuatro millones de personas, con mayor incidencia entre las mujeres. Hoy se celebra el Día Europeo contra la Depresión.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el doctor Sáiz, señaló que es necesario concienciarse de la importancia de esta enfermedad, aún rodeada de cierto desconocimiento.

A su juicio, todo lo que se relaciona con la salud mental "se trata de ignorar o se elude", porque "puede suponer una especie de confesión de debilidad". Así, explicó que, incluso, muchos de los afectados lo identifican con un problema físico, por lo que nunca "llegan a ser diagnosticados". En este sentido, señaló que en ocasiones los pacientes no son "conscientes" de que tienen un papel en el posible tratamiento con "cambios en el régimen de vida".

Según el doctor Sáiz, hay diferentes tipos de depresión que se parecen poco entre si; entre ellas, las más graves pueden requerir la hospitalización o técnicas biológicas de tratamiento como la estimulación cerebral, aunque tres cuarta partes se consideran moderadas.

Sáiz aseguró que "los sentimientos básicos que definen la depresión son normales, todo el mundo los experimenta", como "tristeza, desánimo o pérdida de ilusión" o que "no vibra ya con las cosas que antes le producían placer o interés". Los síntomas también pueden ser físicos: pérdida de sueño, de apetito sexual o falta de energía.

Por último, el doctor Sáiz lanzó un mensaje de esperanza para aquellas personas que estén sufriendo a causa de esta enfermedad. Así, dejó claro que hay un tratamiento, que está al alcance, "es asequible y no es peligroso" y que, aunque no se puede hablar de curación, sino de "remisión", "los síntomas se corrigen en un 80 ó 90 por ciento".