9 de abril de 2008

En el tratamiento del Parkinson es imprescindible un apoyo psicológico, fisioterapéutico y social

En el tratamiento del Parkinson es imprescindible un apoyo psicológico, fisioterapéutico y social

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento de la enfermedad del Parkinson no se limita a la medicación, sino que es necesario un apoyo psicológico, fisioterapéutico y social, según el doctor García Ruiz-Espiga, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología (SEN), informó hoy en un comunicado la asociación con motivo del Día Internacional del Parkinson, que se celebra el próximo viernes 11 de abril.

La torpeza creciente para hacer tareas habituales, y la lentitud o síntomas no motores como el dolor que presentan algunos pacientes hace que éstos necesiten la ayuda de otras personas. En este sentido, el doctor García destacó que "el cuidador debe saber cuidar y cuidarse, debemos educar a ambos para que asuman tareas y permitir al cuidador respiro y tiempo libre, ya que no se puede cargar todo el peso en él. En este aspecto las asociaciones de pacientes tienen un papel fundamental".

La SEN subrayó que los enfermos con trastornos neurológicos, y particularmente los afectados de Parkinson, no sólo ven modificado su entorno sanitario, sino que también y de forma importante ven afectadas sus relaciones sociales. Los pacientes con una enfermedad neurológica sufren en ocasiones el rechazo de la sociedad, causado por un lado, por el total desconocimiento de los mismos y además por el miedo a padecerlas de las personas de su entorno.

El número de afectados por esta enfermedad ha aumentado según la SEN, debido sobre todo a que el diagnóstico del padecimiento de esta dolencia se realiza antes. El 85 de los casos se deben a causas desconocidas, el 10 por ciento se consideran hereditarios y el resto obedecen a causas ambientales o tóxicas.

Esta enfermedad afecta a personas en edades avanzadas, aunque no es raro tratar a pacientes de 40 años que empiezan a manifestar síntomas. Se trata de enfermos jóvenes que tienen necesidades diferentes a los afectados de más edad, ya que una persona joven tiene requerimientos mayores, porque muchos trabajan y tienen cargas familiares y económicas.

LA CIRUGÍA, EFICAZ EN PACIENTES MENORES DE 60 AÑOS

"Se trata de la enfermedad neurodegenerativa que cuenta con el tratamiento médico más brillante", afirmó el doctor García. Además señaló que en los últimos años se han incorporado nuevos fármacos orales, en parche, subcutáneos, y técnicas para administrar la dopa directamente en el duodeno o la cirugía funcional, que es especialmente eficaz en pacientes menores de 60 años.

A pesar de esto, la SEN apuntó que es necesario hacer una selección cuidadosa ya que la cirugía no beneficia a todos los pacientes. En este sentido, las unidades de parkinson que hay en España estudian de forma rigurosa a los pacientes para ofrecer en cada caso la mejor alternativa. "El gran reto de esta enfermedad es poder tratar con eficacia especialmente aquellos síntomas que aparecen después de muchos años de evolución, y que por el momento tienen una respuesta solo parcial como la pérdida de equilibrio, los bloqueos de la marcha o el deterioro cognitivo," señaló el experto.