13 de enero de 2015

Teresa Romero defenderá mañana que informó a la médico de familia de que estuvo en contacto con los misioneros

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La auxiliar de enfermería Teresa Romero mantendrá mañana durante el acto de conciliación que se celebrará en los Juzgados de Alcorcón entre ella y la médico de familia que la atendió en un centro de salud que sí le comentó entonces que estuvo en contacto con los misioneros fallecidos por el virus del ébola, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El acto de conciliación se realiza previo a la demanda que la médico de familia quiere presentar contra la auxiliar de enfermería por un delito de injurias y calumnias. Ésta requiere como condición para no presentar la demanda que Romero diga que no le dijo que había estado en contacto con los misioneros que habían fallecido por ébola en el Hospital Carlos III de Madrid y que pida perdón por ello.

Se trata de la doctora de Atención Primaria que atendió a Romero el pasado 2 de octubre en el centro de salud Pedro Laín Entralgo de Alcorcón. La médico niega que Teresa acudiera al centro seis días antes de ser ingresada, ya que lo hizo cuatro días antes de entrar en el Hospital Carlos III.

También niega la doctora que la paciente le comunicara a su médico de atención primaria haber tenido un pico de fiebre de hasta 38,7ºC, lo que queda reflejado en el historial clínico registrado con esa fecha.

Además, desmiente que Teresa Romero informara a su doctora de que hubiera estado en contacto con personas diagnosticadas de ébola, tal y como ella siempre ha mantenido.

La letrada de la doctora recalca que debido a la "no revelación del antecedente de exposición al virus del ébola", la doctora realizó una exploración física sin ninguna medida de protección y sin utilizar guantes ni mascarilla. Por todo ello, la defensa de la médico entiende que estos hechos son constitutivos de un delito de injurias y calumnias con publicidad.