29 de marzo de 2006

Una técnica nueva por ecoendoscopia permite el tratamiento de lesiones tumorales del tubo digestivo

PAMPLONA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una técnica nueva por ecoendoscopia permite el tratamiento de lesiones tumorales que se ubican en las proximidades del tubo digestivo. La denominada braquiterapia consiste en la administración local de radioterapia mediante la implantación de semillas radiactivas.

El director del servicio de Digestivo de la Clínica Universitaria de Navarra, Miguel Muñoz, y los especialistas del servicio Cristina Carretera, José Carlos Súbtil e Iñaki Fernández-Urién presentaron hoy en rueda de prensa esta nueva técnica, que ya se aplica en el centro hospitalario navarro.

La braquiterapia permite acceder a lesiones tumorales localizadas cerca del tubo digestivo. "Algunas de estas lesiones se encuentran en zonas de difícil acceso por vía percutánea e incluso quirúrgica. Gracias al desarrollo de la ecoendoscopia, desde el esófago, el estómago, el duodeno o el colon podemos llegar a múltiples localizaciones sin afectar órganos vitales", explicó Muñoz.

Hasta el momento la Clínica Universitaria de Navarra ha atendido dos casos, en los que ha obtenido buenos resultados, detalló Fernández-Urién. "Se trata una técnica relativamente sencilla, bastante segura, que será efectiva", dijo el especialista, quien destacó se pueden tratar aquellas lesiones que estén al alcance del ecoendoscopio.

Sí que resaltó que se tratan tumores pequeños por el tamaño de las semillas. Las lesiones tratadas en la Clínica tenía 1,5 centímetros dijo. Miguel Muñoz destacó que el cáncer de esta zona digestiva más frecuente en la población el carcinoma recto y colon. Es el segundo más frecuente en hombres tras el de pulmón y el segundo en mujeres tras el de mama. A su juicio, la implantación de 'screening' entre la población mayor de 50 años reducirá notablemente este tipo de cáncer.

El director de Digestivo de la CUN explicó que el 90% de los cáncer de colon aparecen después de diez años de otro tipo de lesión precancerosa como pólipos. Según dijo, estos pólipos aparecen en el 40% de la población y en su desarrollo algunos se convierten en cancerosos.

DOS NUEVOS PROCEDIMIENTOS

Los especialistas de la Clínica ofrecieron esta mañana una rueda de prensa con motivo del V Curso Internacional de Endoscopia Digestiva Terapéutica, organizado por el servicio de Digestivo de la Clínica Universitaria de Navarra, que se celebra los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril en la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

Más de 350 expertos nacionales e internacionales se van a reunir para conocer los últimos avances en técnicas endoscópicas digestivas. En concreto, la CUN va a presentar esta técnica novedosa en Europa para el tratamiento de las lesiones tumorales del tubo digestivo.

Durante estas jornadas se van a presentar, además, dos procedimientos novedosos a nivel mundial. Uno de ellos es el abordaje endoscópico de la cirugía de la obesidad. "La intervención quirúrgica es el tratamiento de elección de pacientes con obesidad mórbida. Sin embargo, hay que recordar que se trata de una alternativa compleja y agresiva, con una tasa de riesgo importante", dijo Muñoz.

Expertos internacionales van a presentar varias técnicas endoscópicas: unas tienen como objetivo disminuir el tamaño del estómago, lo que provoca sensación de saciedad; otras consisten en comunicar parte del estómago con una zona distal del intestino delgado, con lo que se consigue una menor absorción de los alimentos.

Otro de los procedimientos que se presentará consiste en la funduplicatura endoscópica para el tratamiento del reflujo gastroesofágico. Según Muñoz, "hasta ahora las técnicas endoscópicas no permitían realizar una sutura transmural (es decir, que atraviese toda la pared del tubo digestivo), por lo que las suturas desaparecían al cabo de tres-cuatro años".

Recientemente, en Estados Unidos se puso en marcha una primera técnica transmural, que tenía la limitación de aplicar un máximo de dos suturas. Sin embargo, con el avance de la ingeniería médica se ha desarrollado la sutura transmural de forma endoscópica permitiendo realizar 10 ó 12 suturas. "A diferencia del procedimiento convencional, denominado funduplicatura quirúrgica, esta técnica ofrece la ventaja de acceder a través de la boca sin necesidad de cirugía", dijo.

Hasta ahora el tratamiento del reflujo gastroesofágico más eficaz ha sido la cirugía, si bien, según publicaciones prestigiosas, al cabo de diez años hasta un 50-60% de los pacientes vuelve a necesitar medicación. "La sutura transmural endoscópica puede ofrecer los mismos resultados que la cirugía pero con menos complicaciones, costo y agresividad para el paciente".

La técnica va a ser presentada en la Universidad de Navarra por el doctor M. Cremer, especialista del Erasmus University Hospital, de la Universidad Libre de Bruselas, único centro que a nivel mundial cuenta con un permiso provisional a la espera de la aprobación de las autoridades europeas y norteamericanas.