18 de mayo de 2006

Una técnica basada en la implantación de un microchip podría reducir el peso un 15% en enfermos de obesidad mórbida

Una técnica basada en la implantación de un microchip podría reducir el peso un 15% en enfermos de obesidad mórbida

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en fase experimental podría constituir un nuevo avance para el tratamiento de la obesidad mórbida en humanos a través de cirugía de mínima invasión, después de haber conseguido reducir entre el 10 y 15 por ciento del peso de conejos en un periodo de dos semanas, según una investigación del Centro de Cirugía de Mínima Invasión de Cáceres (CCMI) presentada hoy en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

"Esta nueva técnica consiste en colocar un microchip a la altura del nervio vago y provocar una neuroestimulación y así se pierde el apetito y reduce el consumo de alimentos en aproximadamente de un 10 a un 15 por ciento, cuyo resultado final sería la pérdida de peso", apuntó el director deL CCMI, Jesús USN.

Esta investigación ha tenido "éxito" en conejos y el objetivo último es la aplicación en humanos para el tratamiento de la obesidad mórbida, una enfermedad crónica, en el que se requiere el empleo de cirugía. "Esta técnica se podría aplicar en humanos cuando los resultados sean positivos y se hayan validado en animales con un metabolismo similar al del ser humano", indicó el director.

"La cirugía de mínima inversión es una alternativa a la cirugía tradicional que prescinde de las grandes incisiones para introducir el material quirúrgico en el organismo, aumentando el margen de seguridad del paciente" valoró. Así, añadió que además de "la seguridad para el paciente", esta técnica reduciría el tiempo de intervención por lo que el paciente no requeriría hospitalización.

La obesidad mórbida es una enfermedad crónica que en la actualidad afecta al 3 por ciento de la población española, provocada por el depósito excesivo de grasa en el organismo. Para su tratamiento se requiere el empleo necesario de cirugía, por ello, según sus palabras, se espera que con esta nueva técnica se consigan "nuevos progresos".