10 de noviembre de 2006

El tabaquismo podría reducir la fertilidad femenina a través de sus efectos directos sobre el útero

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Fumar más de 10 cigarrillos al día podría reducir la fertilidad femenina a través de sus efectos directos sobre el útero, haciéndolo menos receptivo y reduciendo las posibilidades de implantación del embrión, según un estudio del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Lisboa (Portugal) en el que participan los investigadores españoles Antonio Pellicer y José A. Remohí, fundadores del IVI y pertenecientes a la Universidad de Valencia. Las conclusiones de la investigación se publican en la edición digital de la revista 'Human Reproduction'.

El descubrimiento procede del resultado de comparar las tasas de embarazo entre mujeres que fumaban más de 10 cigarrillos al día y aquellas que, aún siendo fumadoras, no alcanzaban este nivel de tabaquismo y que en ambos casos recibieron ovocitos donados.

Los autores explican que aunque se sabe que el tabaquismo afecta a la fertilidad femenina este sería el primer estudio que examina el impacto del tabaquismo en mujeres que recibieron ovocitos donados, la situación que permite la evaluación más objetiva del rol del útero en los resultados de la reproducción asistida.

Los investigadores estudiaron todos los primeros ciclos de los tratamientos de reproducción asistida con los ovocitos donados realizados en la Fundación del IVI de Valencia entre inicios del año 2002 y junio de 2005, en 741 pacientes que fumaban menos de 10 cigarrillos al día (nivel bajo de tabaquismo) y en 44 mujeres que fumaban por encima de este nivel (nivel elevado de tabaquismo). Ninguna de las parejas de las mujeres fumaba y ninguno de los donantes de ovocitos eran fumadores de más de 10 cigarrillos diarios. Los dos grupos de receptores eran comparables y el número de embriones transferidos en cada ciclo (entre uno y tres) eran también comparables.

El investigador principal del estudio Sérgio Soares, director de la Clínica IVI de Lisboa, señaló que las mujeres menos fumadoras tenían una tasa de embarazos significativamente superiores, la mitad de ellas (52,2 por ciento) se quedaron embarazadas en comparación con un tercio de las fumadores con más índice de tabaquismo (un 34,1 por ciento).

"Esto significa que hemos confirmado datos anteriores que muestran que el consumo leve no tiene un impacto significativo sobre los ciclos de reproducción asistida, ya fuera a través de su efecto sobre el ovocito o el útero. Pero las mujeres que más fuman tienen una probabilidad mucho menor de conseguir quedarse embarazadas. Los resultados en esta situación en la que los ovocitos fueron donados por otras mujeres demuestra que el tabaquismo afecta negativamente a la receptividad del útero, independientemente de su efecto sobre el funcionamiento del ovario y este es un nuevo descubrimiento", señala Soares.

El doctor Soares señaló, que además de confirmar estos descubrimientos en un número mayor de fumadoras de más de 10 cigarrillos al día que utilizan ovocitos donados, sería valioso estudiar las diferencias en la expresión genética de las paredes del útero de las fumadoras con un nivel más elevado de tabaquismo que no pudieron quedarse embarazadas y aquellas que tienen gemelos.

Sin embargo, las implicaciones clínicas de los descubrimientos fueron claras. El tabaco hace el útero menos propenso a acoger un embrión.

"A pesar de todo el ruido generado sobre los efectos del tabaquismo en las distintas áreas de salud, su posible efecto sobre la receptividad uterina nunca se había evaluado hasta el momento", señala Soares.