14 de julio de 2006

El tabaquismo contribuye a la mitad de las diferencias en mortalidad masculina derivada de desigualdades sociales

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los hombres con menores niveles sociales, económicos o educativos tienen dos veces más riesgo de morir que aquellos en los estratos sociales más altos, y la mitad de esta diferencia es atribuible al tabaquismo, según un estudio de la Universidad de Toronto (Canadá) y la Universidad de Oxford (Reino Unido) que se publica en la edición digital de la revista 'The Lancet'.

Existen desigualdades sociales importantes en la mortalidad masculina adulta en muchos países. Los científicos de la Universidad de Toronto examinaron la contribución del tabaquismo a estas desigualdades en hombres de entre 35 y 69 años. Los investigadores evaluaron las muertes masculinas atribuibles al tabaco y aquellas no achacadas a este motivo en tres bandas sociales en cuatro países utilizando datos de mortalidad desde 1996. Compararon las muertes en los estratos sociales más alto y bajo de Inglaterra y Gales, los ingresos por vecindarios en Canadá, y los años completados de educación en Estados Unidos y Polonia.

Los autores del estudio descubrieron una media de un 19 por ciento de diferencia en el riesgo de mortalidad en cada país en el caso de las capas sociales más alta y baja y que alrededor de la mitad de la diferencia se debía al riesgo de morir por tabaquismo.

Richard Peto, de la Universidad de Oxford y coautor de la investigación, concluye que en estas poblaciones la mayoría, aunque no todas, las desigualdades sociales en la mortalidad adulta masculina durante la década de los 90 fueron debidas a los efectos del tabaquismo.

Según los autores el aumento de los impuestos, las etiquetas de aviso y otros tipos de intervención para reducir el consumo de tabaco han mostrado ayudar a una disminución en el consumo. La medida de los impuestos parece haber sido particularmente eficaz entre las clases sociales con menores ingresos económicos, indican.